Guía de Jardinería

Cuidados y propagación del Ageratum o Damasquino Artículo Publicado el 05.07.2018 por Flavia

Muchas personas creen que el Ageratum, también conocido como Agérato o Damasquino, es una planta de orilla para el arreglo de macizos de verano, sin embargo, es adecuado para tinas, maceteros y macetas colgantes. Sus bonitas flores azuladas, se utilizan con frecuencia para resaltar Petunias, Salvias y Geranios rojos o rosados. Generalmente, no supera los 15 cm de alto; pero existen tipos de hasta 60 cm.

Ageratum o Damasquino sus cuidados 1

Cuáles son los cuidados del Ageratum

El Agérato es una planta perenne aunque reaccionará mucho mejor si la tratas como anual. Antes de sacarla al exterior, espera a que pase la última helada de la primavera. Si vas a colocarla plantas de Damasquino en un macetero, recuerda situarlas con una separación de 10 cm. Planta en compost con base de tierra y lleva la maceta en un sitio al resguardo del sol.

Cultívalo como planta perenne si tienes un lugar seguro contra las heladas, ya sea dentro de la casa o en un invernadero fresco. Cuando termine el invierno, plántalo y llévalo al exterior, en un lugar templado y protegido. Riega libremente, pero con cuidado de no echar agua sobre las flores o las hojas, porque esto podría producir una decoloración.

Para mantener el follaje protegido, el mejor sitio en donde colocar el Agératum es aquel que le proporcione protección contra la lluvia. Aplica un abono líquido suave cada dos semanas hasta finales del verano. Recorta las puntas que hayan crecido regularmente y retira las hojas que estén descoloridas.

Para que el Damasquino sobreviva al invierno, tendrás que entrarlo en tu casa durante el otoño cuando exista el riesgo de las primeras heladas. Bríndale la máxima luz solar y una temperatura de 7 °C. Riega ocasionalmente, solo lo suficiente para evitar que el compost se seque por completo. Sigue quitando las flores descoloridas.

Ageratum o Damasquino sus cuidados 2

Como propagar el Agérato

La forma más simple propagar al Agérato es mediante semillas. A finales del invierno, siembra algunas semillas en una bandeja repleta de compost para semillas. Cúbrelas con compost ligeramente y mantenlas húmedas, a la sombra y a una temperatura de 16 °C, idealmente en un propagador, hasta que surjan las plántulas.

Gradualmente, expón las plantas jóvenes a la luz y cuando obtengan el tamaño apropiado para poder manipularlas, plántalas por separado en macetas de 8 cm de diámetro. A menos que las plantas se encuentren destinadas a un macetero, tendrás que plantarlas en macetas cada vez más amplias a medida que las raíces vayan creciendo. Recorta las puntas crecidas regularmente.

Ageratum o Damasquino sus cuidados 3

En el interior del hogar, el Agérato puede verse afectado por el pulgón verde, los ácaros, los trips y la cochinilla algodonosa. Si detectas cualquier insecto, rocía la planta con insecticida.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share