Guía de Jardinería

Tipos de poda para los arbustos Artículo Publicado el 26.06.2018 por Flavia

Tanto los árboles como los arbustos poseen un gran atractivo cuando se desarrollan naturalmente, por lo que la poda de arbustos debe reducirse a la supresión de las ramas viejas, innecesarias y enfermas para proveerles aire y luz y mejorar su follaje, floración y fructificación. Para no cometer errores en la poda de un arbusto y malograr su estructura original, tendrás que conocer de antemano la forma que adquiere cuando crece libremente.

Tipos de poda de arbustos

Antes de podar un arbusto es importante saber cómo florece y en qué estación lo hace para evitar que deje de dar flores durante los próximos años. Por tanto, se tendrá en cuenta una poda de floración. De acuerdo a la época en la que surjan las flores se diferencian dos grandes grupos: floración verano-otoño y floración invierno-primavera.

Floración verano-otoño

Los arbustos de hoja caduca que florecen durante el verano y el otoño deben podarse en invierno cuando no exista peligro de heladas, o bien al final de este, porque la floración surge sobre la nueva ramificación que la planta origina durante el ciclo vegetativo del año en curso.

Floración invierno-primavera

Los arbustos de hoja caduca que florecen durante el invierno y la primavera deben podarse inmediatamente después de la floración. Acorta las ramas más vigorosas para darle tiempo a la planta de producir nuevas ramificaciones con las yemas de flor que se abrirán en la próxima primavera. Estas sugerencias también son efectivas para los arbustos de hoja perenne, teniendo en cuenta que muchos de ellos poseen frutos decorativos. Si los podas, sus frutos desaparecerán, por lo que se aconseja hacerlo cada cuatro años.

Otras plantas

Trepadoras nuevas

Una vez que se haya llevado a cabo la plantación, recorta los brotes jóvenes y sujeta los tallos más vigorosos al soporte con mucho cuidado de no dañarlos. A medida que la planta vaya creciendo, dirige los tallos sobre el soporte. Cuando finalice el invierno, recorta los brotes laterales dejando solamente una yema próxima a las ramas principales. Al otro año, repite la operación recortando cada rama por una yema que se encuentre dirigida hacia la zona que quieras cubrir.

Trepadoras que se han desarrollado con pocos cuidados

Realiza una poda de rejuvenecimiento, llegando hasta la estructura principal para después volver a dirigirla. Las podas drásticas producirán una pérdida de floración de un año o dos, pero con agua y fertilizante se recuperarán de nuevo.

Setos

Un seto puede emplearse como separación entre los diversos elementos del jardín, barrera, laberinto o defensa contra el viento. Reduce la altura de las plantas a un tercio durante el primer año entre mediados del otoño hasta inicios de la primavera para que las yemas basales crezcan vigorosas y compactas.

Durante el segundo año tendrás que realizar la poda de las ramas laterales más vigorosas en invierno. A partir del tercer año recorta el seto dos veces entre mediados de la primavera y mediados del verano, de forma que adquiera una forma trapezoidal.

Trepadoras con órganos de fijación propios

Si una especie se separa del soporte accidentalmente, tendrás que cortar la parte desprendida por completo. Los brotes más jóvenes desarrollarán la planta nuevamente sobre el soporte.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share