Guía de Jardinería

Como hacer harina de huesos en casa Artículo Publicado el 27.02.2018 por Flavia

La harina de huesos es una fuente rica en 52 minerales, entre los cuales se destacan el potasio, el fósforo y el calcio, y puede utilizarse en la alimentación animal y, también, en los cultivos, dado que es un excelente fertilizante orgánico. Estos minerales son sumamente importantes para fortificar el suelo y hacer que los vegetales crezcan adecuadamente. El proceso de producción de harina de huesos casera es sencillo y se puede llevar a cabo en cualquier fogón doméstico. ¡Toma nota para aprender a hacerla!

Necesitarás

  • Leña
  • Huesos frescos de pavo, de ternera, de pollo y/o de cerdo
  • Bolsa o saco resistente
  • Bate o rodillo
  • Encendedor o fósforos
  • Licuadora o mortero

Proceso

  1. Para preparar harina de huesos en casa es necesario incinerar los huesos para que estos queden calcinados y puedan molerse hasta obtener una mezcla fina. Para ello, prende el fogón con un poco de leña y antes de añadir los huesos deberás remover los restos de carne y grasa que estén pegados a ellos. Ráspalos a fondo hasta que estén totalmente limpios.
  2. Agrega los huesos al fogón y deja que ardan hasta que estén frágiles. Generalmente, esto suele demorar entre una y dos horas dependiendo del tamaño de los huesos.
  3. Deja que se enfríen y colócalos dentro de una bolsa o saco resistente. Machácalos con un rodillo o bate para romperlos en pequeños fragmentos. Colócalos en una licuadora y mezcla a fondo para obtener una mezcla bien fina.
  4. Aplica la harina de huesos en tus macetas y huerto.

Cómo hacer harina de huesos líquida

  1. Raspa los huesos con un cuchillo para que queden bien limpios y si fuera necesario ponlos a hervir durante una hora para una limpieza más completa. Esto removerá la grasa y los restos de carne de la superficie de los huesos.
  2. Coloca los huesos en una bandeja y lleva a horno precalentado a 200 °C o más para que se resequen por completo y puedan ser fáciles de moler. Si no tienes un horno deberás cocer al vapor en una olla a presión por 30 minutos.
  3. Aplástalos con un mazo para fragmentarlos en trozos pequeños y tritúralos con ayuda de un mortero hasta obtener una mezcla fina.
  4. Coloca la harina de huesos en una olla con agua y lleva al fuego. Mezcla hasta que la harina de huesos se absorba lo más posible y deja enfriar.
  5. Controla el suelo después de cada aplicación del fertilizante de harina de huesos líquido para observar los cambios a lo largo del tiempo.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share