Guía de Jardinería

Abonos minerales para las plantas Artículo Publicado el 01.06.2018 por Flavia

Los abonos minerales le aportan muchísimos beneficios a las plantas y, los más comunes son el fósforo, el nitrógeno, el potasio y el hierro. El aporte de nitrógeno y fósforo influye en el correcto desarrollo de las plantas y su carencia repercute en su salud. Sigue leyendo para conocer las propiedades y carencias de los abonos minerales para las plantas.

Abonos minerales para las plantas

Nitrógeno

La planta consume nitrógeno en grandes cantidades, por lo que realmente necesita de este mineral. Su aporte hace que las hojas, los brotes y los tallos crezcan rápidamente. La carencia de nitrógeno se observa cuando una planta pierde vigor en su crecimiento, sumado a una poca cantidad de hojas. Asimismo, las hojas viejas se tornan amarillentas.

Ahora bien, el exceso de nitrógeno puede ser tan perjudicial como su carencia, dado que puede producir un crecimiento exagerado formando plantas débiles y propensas a plagas y enfermedades.

Fósforo

El fósforo es un excelente mineral que favorece la formación de flores y frutos. Además, hace que la planta se arraigue en primavera. Si las hojas presentan sus bordes secos y de color violeta-castaño, así como también una escasa producción de flores y frutos, y raquitismo en las raíces, habrá carencia de fósforo.

Hierro

El hierro es un micronutriente importante para la salud y el crecimiento de las plantas. La carencia de hierro hace que las hojas se tornen amarillentas desde la punta de las mismas hacia dentro, menos sus venas que seguirán siendo verdes. Si no se tratan, las hojas se volverán amarillas por completo, se arrugarán y caerán. Las plantas acidófilas, algunas palmeras y frutales son sensibles a su falta.

Potasio

El potasio evita que las plantas se marchiten prematuramente. La deficiencia de potasio puede ocasionar clorosis y necrosis en la punta de las hojas y sus bordes, siendo más visible en las hojas más viejas.

El abono granulado es una manera cómoda de aportarle a las plantas los minerales que precisa sin tener que estar todo el tiempo pendiente. Simplemente tendrás que esparcirlo sobre la tierra y regar a continuación. Su disolución es lenta.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share