Guía de Jardinería

Tipos de insecticidas orgánicos Artículo Publicado el 13.12.2014 por Carolina

En el mercado existen fungicidas e insecticidas ecológicos que funcionan como con tanta eficacia como los productos químicos, pero que no dejan rastro alguno en el medio que lo acoge ni en la planta.

Insecticida orgánico

Estos productos no son nuevos. Se han utilizado en todo el mundo durante siglos hasta mediados del siglo XX, cuando la irrupción de nuevos productos más agresivos y rápidos los desbancó de la agricultura. En la actualidad, muchos de ellos se emplean en los cultivos ecológicos.

Algunos los insecticidas orgánicos o biológicos más populares son: el aceite de Neem, el ajo, el aceite de verano, el jabón potásico, la quassia, el pelitre, la cola de caballo, el caldo bordelés, el tomillo rojo o el extracto de cítrico; sin embargo, hay muchos más.

Todos estos productos se encargan de eliminar a una plaga concreta. No pretenden, pues, acabar con todos los insectos del huerto, pues esto sería acabar con el ecosistema que le rodea, lo que supone un peligro para el desarrollo del medio natural en el que intentamos apoyarnos para obtener nuestros productos. Así pues, para poder utilizarlos correctamente debemos identificar antes a la plaga que está afectando a nuestro cultivo para saber qué sustancia es la más eficaz. Así, por ejemplo, el aceite de Neem  (conocido también con su nombre científico: azadiracta indica) se emplea contra todo tipo de pulgones (el verdoso, el pardo y el ceroso) del ciruelo, el pulgón del rosal, el pulgón negro de los cítricos. También para eliminar a la  cochinilla del rosal, a la cochinilla blanca de cítricos y a la mayoría de las orugas. Mientras, el ajo es un eficaz repelente de pájaros y plagas de insectos; y la quassia se emplea para el control de ácaros, orugas y escarabajos.

[Insecticidas orgánicos

Por lo general, la aplicación de estos insecticidas se realiza mediante sistemas de fumigación y en cuyo depósito se mezcla con abundante agua. Dependiendo del grado de gravedad de la plaga, la cantidad de sustancias será mayor o menor.

La aplicación de estos plaguicidas naturales debe realizarse a primera hora de la mañana o a última de la tarde, cuando las radiaciones solares son más bajas. Esto es importante porque la mayor parte de ellos se aplica a través de las hojas, por lo que las exponemos a quemarlas si el sol les llega de manera fuerte y directa. No ocurre así con el ajo que es absorbido por la planta a través de su sistema vascular.

La mayor parte de estos insecticidas se emplea en primavera o verano. E incluso dependiendo de las condiciones climatológicas, en otoño. Debemos tener cuidado con las plagas de invierno, pues muchos de ellos se solidifican a temperatura ambiente cuando esta baja de los 10-12 grados centígrados.

Todos ellos se pueden adquirir en tiendas ecológicas, despachos de productos para agricultores y espacios similares. No suelen encontrarse en grandes superficies, donde los productos químicos copan todas las estanterías.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (2)

  • Responder

    Juan Quijano ha escrito el 17.06.2015 a las 23:12

    exelentes temas ya que los espacios y el tiempo son aprobechable al maximo, muchas gracias

  • Responder

    Martha ha escrito el 21.03.2017 a las 17:06

    Los grillos o langostas se comen las hojas de mis plantas!!! Auxilioooo!!! Necesito urgente formula de insecticida casero para erradicar esta plaga.

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share