Guía de Jardinería

El hinojo: una planta con aroma de anís Artículo Publicado el 19.09.2014 por Carolina

El hinojo o Foeniculum vulgare es una planta herbácea con muchas propiedades relacionadas con la restauración y la medicina. Crece de forma silvestre en todo el mundo, aunque es nativa de la zona meridional de Europa. También se conoce con el nombre de hierba santa o finollo.

Hinojo 1

Se trata de una planta perenne, muy aromática, de porte erecto, que puede alcanzar los dos metros de altura si las condiciones climatológicas la acompañan. Sus hojas son alargadas, de color verde intenso y acaban en unos segmentos en forma de aguja. Durante el verano se secan y endurecen para evitar la deshidratación de la planta. El hinojo florece con la llegada del buen tiempo ofreciendo pequeños grupos de flores amarillas que producen sus semillas.

El hinojo presenta múltiples variedades aunque las más frecuentes son las siguientes:

  • Hinojo de Florencia o hinojo dulce: es la variedad de hinojo que más se cultiva.
  • Hinojo Carmo: de bulbo redondo, liso y de color blanco.
  • Hinojo Pollux: redondo y de gran tamaño.
  • Hinojo Armo: de aspecto bulboso y blanco.

La reproducción el hinojo se produce por semillas. Estas deben plantarse en primavera o en otoño. Para poder plantarlo en maceta o jardín necesita una tierra sana, bien drenada y nada arcillosa. Debe estar al sol pues requiere de su calor y su luz para crecer de manera vigorosa. No se puede plantar cerca del cilandro o los tomates porque no llegará a florecer. Tampoco conviene localizarlo cerca de eneldo porque hibridan y perdemos el sabor de ambos.

La planta del hinojo requiere un riego moderado. Su cosecha se recoge antes de que llegue a madurar del todo, pues correríamos el riesgo de perderla. Esto siempre sucede a finales del verano en el caso de los tallos y el otoño e invierno en el supuesto de los bulbos.

El hinojo está muy bien valorado en la cocina donde se usa, principalmente, como aromatizante. Para ello se emplean sus  tallos y hojas picados, sus semillas como especia en la elaboración de encurtidos y salsas (se aprovecha su aroma similar al anís), y el «bulbo» como si se tratara de una hortaliza.

Si se planta en maceta, las primeras hojas de los plantones se pueden consumir empleándolas como sustituto de la mostaza, pues tienen el mismo sabor picante de esa salsa.

La ingesta de esta planta aporta al organismo potasio, calcio, magnesio y vitaminas A, B y C. Sus beneficios fueron aplaudidos por destacados personajes históricos. De hecho, las crónicas cuentan que Carlomagno, consciente de los beneficios que aportaba para la salud, solicitó a sus agricultores que plantaran hinojo en sus campos.

También es muy popular el aceite que se obtiene con sus semillas. Este se emplea en fitoterapia

Hinojo 2

Fotos: morguefile.com


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share