Guía de Jardinería

Cuidados del Hemerocallis Artículo Publicado el 07.12.2017 por Flavia

El género Hemerocallis que, pertenece a la familia de las liliáceas, tiene flores hermosas que solamente duran un día y son sustituidas por otras nuevas a la mañana siguiente. Continúa leyendo para conocer sus cuidados.

Se trata de una planta herbácea rizomatosa que puede tener un follaje caduco o persistente según la especie. Sus flores son de varios colores y están dispuestas en la extremidad de un eje floral que puede contar con entre 5 y 10 flores.

Suelo, abono y sitios apropiados

La flor de un día prefiere un terreno medianamente fértil, ligeramente ácido, con buen drenaje y a una profundidad mayor de 30cm; tolera suelos con poca fertilidad e incluso los arcillosos. En cuanto al abono, esta planta precisa poca fertilización; 200 g de harina de huesos por metro cuadrado de cantero colocado alrededor de la misma en primavera.

Ama la luz solar directa durante la mañana y la sombra por la tarde. Plántala protegida del viento frío, dado que es sensible a las heladas.

Riego

Riega el Hemerocallis moderadamente por semana durante el crecimiento inicial; mientras esté en plena floración, precisará riegos cada cuatro o cinco días. No riegues durante el invierno, salvo que haya sequías extremas.

Cultivo del Hemerocallis y propagación

  • Cultiva el Hemerocallis fulva en climas templados-fríos, y el Hemerocallis flava en climas cálidos.
  • Se desarrolla muy bien en suelos con poca humedad o muy húmedos pero con buen drenaje.
  • Cultiva el Hemerocallis al aire libre en primavera o en otoño.
  • Planta manteniendo la corona a 5 cm de la superficie y con una distancia de 90 cm
  • durante la etapa de crecimiento inicial, mantén el suelo húmedo con riegos moderados.
  • La flor de un día dará flores en la primera temporada cálida después de la plantación.
  • Corta las flores marchitas para alargar el período de floración.
  • Esparce una capa de turba entre las plantas a principios de invierno para mantenerla protegida de las heladas intensas.
  • Levanta la mata del terreno cada cinco años para dividirla.
  • Realiza el trasplante o la división en cualquier época del año, aunque lo mejor es hacerlo en otoño o primavera. La mata debe enterrarse con una pala y se divide en varias partes cada una con sus brotes y raíces sanos. Recorta las raíces y el abanico de hojas.

¿Qué te ha parecido este post sobre los cuidados del Hemerocallis? Deja tus comentarios.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (4)

  • Responder

    Teresa ha escrito el 07.12.2017 a las 17:33

    Muy útil la información. Gracias! !

  • Responder

    OLGA ha escrito el 08.12.2017 a las 05:53

    tengo varios ejemplares de hemerocallis.las divido a principios de otoño cuando invaden fuera del cantero florecen mucho y son muy bellas sus flores

  • Responder

    Eunice García villafan ha escrito el 22.04.2018 a las 17:24

    Muy buena información a mi me tardan en florecer

  • Responder

    alberto vasquez ha escrito el 07.06.2018 a las 14:41

    tengo de varios colores.pero algunas me agradan mas como puedo hacer para que se multipliques mas especialmente las rojas y rosadas,tengo algunas que saque pero no las he plantado,se me pueden morin si las dejo por un tiempo sin plantar.gracias

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: No hay cuenta conectada.

Por favor, ve a la página de ajustes de Instagram Feed para conectar una cuenta.

Guía de jardinería

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share