Guía de Jardinería

Cómo cultivar alfalfa en maceta o jardín Artículo Publicado el 27.03.2015 por Carolina

La alfalfa o medicago sativa es una planta leguminosa originaria de Asia menor, donde se cultiva desde hace miles de años. Aunque popularmente se la conoce por su uso como alimentación del ganado, en la actualidad es una variedad de hierba que se consume en ensaladas y como guarnición de platos elaborados. Popularmente se conoce también con los nombres de mielga, alfal, almierca, probayernos o merga.

Alfalfa 1

El cultivo de la alfalfa es muy agradecido ya que en unos días podemos degustar sus brotes e incluirlos en nuestra comida. También podemos esperar y tener una excelente planta con muchos usos y características de su composición (es una fuente natural de proteínas, de fibra, de vitaminas y de minerales).

Alfalfa 2

Si queremos plantas alfalfa en una maceta de nuestra vivienda o en un jardín debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Hay que escoger una zona que reciba muchas horas de sol, ya que sus rayos influyen en el desarrollo de la planta. Si residimos en una zona donde se alcancen temperaturas superiores a los 35 ºC debemos colocarla en semisombra, pues las altas temperaturas acaban destruyéndola.
  • El suelo ideal es el profundo (superior a 60 centímetros ya que sus raíces son muy profundas), bien drenado y donde no haya salinidad alguna. Así pues, requiere una jardinera o maceta de gran tamaño para su correcto desarrollo.
  • Debemos plantar las semillas (se adquieren en muchos centros de dietética o de alimentación saludable) que no estén rotas o descoloridas. Para ello es conveniente que antes de plantar las lavemos cuidadosamente y las escojamos.

Alfalfa 3

  • Se trata de una planta perenne que germina a principios de la primavera y permanece hasta la llegada del invierno, cuando desaparece para rebrotar con los primeros calores. Con el buen tiempo florece, dando unas flores moradas de color intenso.
  • Hay que regarla con frecuencia, pero sin dejar que la planta se encharque.
  • La alfalfa es una planta de ciclo largo que puede durar hasta doce años sin necesidad de sustituirla.
  • Es aconsejable abonarla una vez por temporada aportando al suelo nitrógeno, fósforo y potasio.
  • Le puede atacar los pulgones, las chinches, los gorgojos y los ácaros, por lo que conviene estar atentos a su desarrollo.

Alfalfa 4

Si nuestro interés se centra en los brotes de alfalfa podemos prescindir de las indicaciones anteriores y hacer nuestro pequeño huerto empleando solo agua. Para ello bastará humedecer las semillas, seleccionar las mejores, ponerlas en un frasco de vidrio o en una bandeja de plástico, cubrirlas de agua y taparlas con una tela de trama gruesa. Deberemos cambiarle el agua una vez al día y asegurarnos de que traspira bien. Tras un par de días podremos disfrutar de nuestros brotes.

Alfalfa 5

En la actualidad la alfalfa se emplea como remedio para combatir la anemia, como parte de preparados alimenticios, para combatir la artrosis, los cálculos biliares y la artritis.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (2)

  • Responder

    Nombre de Usuario ha escrito el 06.10.2016 a las 22:29

    lo lamento pero no le entendi

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share