Guía de Jardinería

Cómo cuidar la Crassula pseudohemisphaerica Artículo Publicado el 12.04.2019 por Flavia

La Crassula pseudohemisphaerica es una suculenta compacta y pequeña, poco ramificada, que puede llegar a alcanzar los 20 cm de alto cuando florece. Sus hojas se presentan en forma de roseta y los márgenes de las mismas se encuentran adornados con pequeños vellos color crema. Manchas de color marrón a púrpura se dispersan sobre las hojas y, de cada una de las rosetas surge un tallo floral erecto que produce flores pequeñas de color amarillo. Sigue leyendo para conocer como propagarla, replantarla y cuidarla.

Quizás también te pueda interesar: Como combatir las plagas de las suculentas

Cómo cuidar la Crassula pseudohemisphaerica

La Crassula pseudohemisphaerica es fácil de cultivar, pero es susceptible a las enfermedades ocasionadas por hongos. Al igual que con todas las suculentas, el exceso de riego puede ser fatal por lo que debes evitar regar muy a menudo. Si riegas desde abajo dejando que la planta se asiente en un platillo con agua, asegúrate de retirar el exceso después de unos minutos.

  • Luz: sombra parcial a pleno sol. La mayoría necesita algo de sombra en el verano pero requiere luz brillante para obtener su color.
  • Agua: como suculenta no requiere de riegos frecuentes, ya que almacena el agua en sus hojas. Si la dejas en suelo húmedo, sus raíces se pudrirán. Durante los meses más fríos del año, riega y deja que el suelo se seque antes de volver a regar.
  • Temperatura: prefiere temperaturas que oscilen entre los 18º y los 21 ºC en y 10 ºC en invierno.
  • Suelo: una mezcla para suculentas bien drenada con un PH ligeramente ácido es el ideal.
  • Fertilizante: alimenta la Crassula pseudohemisphaerica con un fertilizante de liberación controlada al comienzo de la temporada o semanalmente con una solución líquida débil. Usa un fertilizante balanceado tipo 20-20-20 en plantas maduras y un fertilizante con menos cantidad de nitrógeno en plantas jóvenes.

Propagación

Estas suculentas generalmente se inician por división o cortes de hojas. Haz brotar las hojas colocándolas en una mezcla para macetas para suculentas y luego cubre el recipiente hasta que broten.

Replantar

Replanta según sea necesario, preferiblemente durante la estación cálida. Para hacerlo asegúrate de que el suelo se encuentre seco antes de replantar y después retira la planta con cuidado del recipiente. Elimina la tierra de las raíces y asegúrate de eliminar cualquier raíz podrida o muerta.

Cubre cualquier corte con fungicida y coloca la planta en su nueva maceta. Rellénala con tierra para macetas extendiendo las raíces a medida que replantas. Deja que la planta se seque durante una semana y después comienza a regar ligeramente para disminuir el riesgo de pudrición de la raíz.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share