Guía de Jardinería

Libera mariquitas en el jardín Artículo Publicado el 30.10.2014 por Javi

Nos hemos referido en más de una ocasión a lo bueno que es atraer insectos beneficiosos a nuestro jardín. Ellos nos ayudarán a controlar algunas plagas que pueden llegar a ser muy molestas. Pero actualmente también podemos ser más resolutivos y no sólo esperar a que vengan esos salvadores ya que podemos introducirlos nosotros mismos en nuestro jardín.

Mariquitas para el jardín 1

La mariquita que se suele usar para este cometido es la Adalia bipunctata una especie muy común en Europa que se caracteriza por tener dos puntos negros sobre sus élitros rojos. Aunque pueden encontrarse ejemplares con cuatro o seis puntos negros.

Mariquitas para el jardín 2

Se pueden adquirir lotes de larvas de mariquitas para combatir los áfidos en tiendas de jardinería o de suministros agrícolas dirigidos a la agricultura ecológica. Sí, éste feo ejemplar es una larva de mariquita que devorará unos 400 pulgones antes de convertirse en una mariquita adulta. Un ejemplar adulto durante su vida puede llegar a alimentarse con unos 5000 pulgones. Pero no le hará ascos a gusanos picudos del tomate, cochinillas y gusanos de la col. Antes de la suelta de estos ejemplares hemos de tomar algunas precauciones para asegurarnos el éxito. La principal precaución es no haber usado pesticidas en nuestro jardín o huerta en una buena temporada.

Mariquitas para el jardín 3

Para realizar la suelta de las mariquitas en el jardín hemos de seguir unos pasos que nos ayudarán a tener mayor éxito y evitar sobre todo que se vayan al jardín de al lado. Un buen truco consiste en introducir en el frigorífico las mariquitas que hemos adquirido, con el frío su metabolismo se reducirá y se quedarán un tiempo sobre la planta en que las soltemos. También es conveniente hacer la suelta por la noche así no se moverán y por la mañana se pondrán a trabajar. Algunos jardineros prefieren hacer sueltas limitadas en grupos pequeños para que no sientan necesidad de buscar nuevos horizontes. Vaporizar agua sobre la planta o plantas en las que soltamos a las mariquitas será una buena opción ya que podrán calmar su sed. Y por último hay otro truquillo que usan algunos jardineros que consiste en preparar una solución a partes iguales de refresco y agua y pulverizar la mezcla sobre las mariquitas. Ha de ser refresco con azúcar para que no puedan extender las alas y escapar de nuestro jardín.

Fotos: vegetablegardener.com


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (2)

  • Responder

    mimihercon@gmail.com ha escrito el 30.10.2014 a las 17:55

    Muy interesante,no sabía lo que hacían estos populares y bellos insectos, me fascina esta página.

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share