Guía de jardinería

Cultivando flores comestibles Artículo Publicado el 04.09.2017 por Javi, 0 comentarios

Usar flores en las preparaciones gastronómicas no es nada nuevo pero ahora ha tomado gran impulso. Y como dicen los grandes chefs, todo lo que se pone en el plato debe poder comerse. Las flores no son una mera decoración sino que deben formar parte del plato. A continuación queremos mostraros las principales flores comestibles para que podáis crear vuestro propio jardín de flores comestibles.

Hay que seguir unas pocas reglas sobre este tema de las flores comestibles:
Leer más…

Flores comestibles: características y precauciones Artículo Publicado el 10.12.2014 por Carolina, 1 comentario

Algunas flores pueden ser consumidas por los seres humanos. Muchas de ellas se emplean para elaborar aceites, pero también ensaladas, jaleas, postres, bebidas, almíbar o acompañar a otros platos de carne o pescado.

Flores comestibles

La nómina de flores comestibles es muy amplia, aunque las más populares son: la flor del sauco, los pensamientos, la manzanilla, el alcaucil, la coliflor, el brócoli, la manzanilla, el cannabis, la lila o la alcaparra. Menos populares son los usos culinarios de las rosas, los tréboles, las flores de los cítricos, el jazmín, la flor de la albahaca, las amapolas, las margaritas, los capullos de calabaza, los dientes de león y los crisantemos.

Leer más…

Flores, del jardín al plato Artículo Publicado el 07.06.2013 por Javi, 1 comentario

Las flores son los narcisistas del jardín, llamando la atención desde lo alto de sus largos tallos, por encima de las humildes plantas. Son bellas y atractivas y lo saben, al fin y al cabo son fruto de la estrategia de las plantas para conseguir y asegurar su reproducción y con ello la conservación de su especie. Pero, ¿porqué no ir un paso más allá y experimentar con su sabor, tal como hacen los pájaros, los insectos y los grandes chefs de cocina?.

Flores al plato 1

El sabor de la mayoría de las flores recuerda sutilmente al sabor de la planta en cuestión, por lo que la inflorescencia frágil de la rúcula tiene una sabor picante parecido a las hojas de la planta, mientras que la flor de la mostaza produce un intenso calor en la boca. Las flores de pepino y de calabaza son frescas y suaves y dulcemente vegetales.

Leer más…

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share