Guía de Jardinería

Consejos para tener un suelo sano Artículo Publicado el 27.06.2014 por Javi

Muchos microorganismos viven en el suelo y su presencia es imprescindible para una buena salud del suelo pero ciertas especies de hongos como los oomicetos y algunas bacterias producen enfermedades en las plantas. Las enfermedades incluyen pudriciones radiculares causadas por hongos o bacterias así como enfermedades que producen un marchitamiento progresivo de la planta ya que impiden la buena circulación del agua a través de la misma. Algunos de estos agentes patógenos pueden permanecer latentes en el suelo durante años infectando a los cultivos posteriores.

Consejos para el suelo sano 1

La mejor forma de combatir cualquier enfermedad en las plantas es prevenirla. Así hay toda una serie de medidas que debemos tener en cuenta para que el suelo de nuestro jardín permanezca sano. Una forma muy eficaz es controlar todo lo que entra en nuestro jardín, plantas nuevas, suelo, abonos orgánicos, cualquier elemento que pueda actuar como transmisor de agentes patógenos. Debemos ser los aduaneros de nuestro jardín para evitar en lo posible la entrada de estos vectores de transmisión.

1.- Cuidado con las herramientas, éstas también pueden transmitir las enfermedades. Si hemos trabajado en una zona del jardín o en otro lugar con ellas debemos limpiarlas.

2.- Controlar escrupulosamente la cantidad de agua de riego. Evitar el encharcamiento de agua en el jardín. Una excesiva humedad es un factor que favorecerá la reproducción de los hongos. Si el suelo de nuestro jardín es arcilloso deberemos añadir materia orgánica para hacerlo más esponjoso y que tenga mayor capacidad de drenaje.

Consejos para el suelo sano 2

3.- Elegir variedades de plantas resistentes a las enfermedades más comunes en nuestra zona es otra medida que nos asegurará el éxito en la cosecha.

4.- La rotación de los cultivos es una medida tradicional que evitará además del empobrecimiento del suelo que los agentes patógenos que hayan quedado de la última cosecha ataquen a la nueva. Los agentes patógenos que atacan a una misma familia de vegetales no suelen hacerlo con los de otras. Una rotación de tres años en cada parcela nos asegurará la desaparición de los agentes patógenos que atacan a una misma familia de plantas.

5.- Trata de establecer el diagnóstico correcto cuando una planta se muere. Hay que arrancarla y observar sus raíces, si tienen mal aspecto, están podridas, viscosas y de color oscuro seguro que ha sufrido alguna enfermedad. Eliminar sus restos e incluso la parte de la tierra que ha estado en contacto con ella es una medida fundamental. Y desde luego no echar estos restos o cualquier otros sospechosos de haber sufrido alguna enfermedad a la pila de compost.

Fotos: organicgardening.com; byogon.com


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (3)

  • Responder

    maria ha escrito el 26.05.2015 a las 02:08

    Para curar los geranio y quitar la mariposa.que acaban secándolo me podrían recomendar algo

  • Responder

    shek ha escrito el 29.01.2016 a las 04:43

    adoro la agricultura

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share