Guía de Jardinería

Cómo salvar las plantas anegadas en macetas Artículo Publicado el 18.11.2020 por Flavia

El anegamiento es cuando el suelo y las raíces de las plantas se saturan de agua. Esto ocurre cuando se riega en exceso o cae más lluvia de la que el suelo puede absorber. Si vives en un área con tormentas intensas, probablemente tengas este problema como así también si vives en una pendiente y el agua fluye a través de tu jardín. Sigue leyendo para saber cómo restaurar las plantas anegadas en macetas.

plantas de interior que precisan poco riego

Quizás también te pueda interesar: Salvar las plantas aéreas con riego excesivo o insuficiente

Cuando las bolsas de aire de alrededor de las partículas del suelo empiezan a saturarse de agua, los tejidos de las raíces comienzan a morir desde los extremos. Si tienes problemas de lluvias estacionales es difícil que eso ocurra a no ser que el suelo permanezca anegado por mucho tiempo.

El anegamiento también depende de la estructura del suelo, pues los arcillosos tienden a retener el agua durante periodos largos porque sus propiedades de drenaje son pésimas. En caso de que el suelo se anegara por riego en exceso o mal drenaje, la planta podría morir porque los gases de etileno y dióxido de carbono se acumularían alrededor de las raíces y afectaría su crecimiento.

Cómo saber si el suelo está anegado

  1. Hojas amarillas debido a la filtración de nitrógeno del suelo.
  2. Marchitamiento, caída de las hojas repentinamente.
  3. Malas hierbas.
  4. El suelo podría comenzar a oler agrio y volverse bajo en oxígeno, lo que se conoce como suelo anaeróbico.
  5. El agua queda acumulada sobre la tierra.
  6. Las plantas son atacadas por plagas y enfermedades.
  7. Se ven gusanos en la superficie, pues están haciendo lo posible para no ahogarse.
  8. Se observa una espuma en la superficie del suelo.
  9. Si retiras la planta de la maceta, las raíces pueden decolorarse y tornarse negras o marrones oscuros.

Para restaurar las plantas anegadas en macetas lava el follaje de la con una manguera, así eliminarás los residuos químicos. Luego, frota la parte exterior de las macetas y el borde con jabón biodegradable y agua templada. Si la mezcla para macetas tuviera un olor agrio, añade una pizca de cal de jardín para eliminar el olor, aunque lo idea es remover la tierra contaminada y añadir tierra nueva con algunos otros ingredientes para fortalecer su salud y mejorar la aireación como pueden ser vermiculita y hummus de lombriz.

Usa un medidor de humedad para medir la cantidad de agua que hay en el suelo. Si la humedad superara el 80 por ciento, aun está muy húmedo, por lo que tendrás que dejar secar antes de volver a regar. Riega cuando la humedad descienda a 30 por ciento.

Finalmente, asegúrate de que los orificios de drenaje estén libres de obstrucciones para que el agua drene libremente.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: No hay cuenta conectada.

Por favor, ve a la página de ajustes de Instagram Feed para conectar una cuenta.

Guía de jardinería

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share