Guía de Jardinería

Cómo prevenir las enfermedades transmitidas por el suelo Artículo Publicado el 20.01.2020 por Flavia

Los microorganismos que dañan a las plantas se llaman enfermedades y no hay jardín que no las haya sufrido alguna vez. La buena noticia es que estos microbios requieren plantas específicas y son incapaces de saltarse a otras familias. Por ejemplo, la enfermedad del tomate no puede molestar a la remolacha y la enfermedad de la calabaza no puede extenderse a los pimientos. La mala noticia es que el suelo húmedo y enriquecido alberga una gran cantidad de hongos que pueden causar problemas serios. Sigue leyendo para conocer las 3 maneras de manejar las enfermedades transmitidas por el suelo.

Quizás también te pueda interesar: ¿Pueden las plantas transmitirnos enfermedades?

Rotación de cultivos

La rotación de cultivos incrementa la productividad de la tierra, así como también resuelve problemas de insectos y plagas, beneficia la nutrición y fortaleza de las plantas, reduce las malezas, mejora la reserva de hummus y microorganismos que habitan en el sustrato, y es una solución viable económicamente.

Entre las plagas que mejor suelen controlarse con la rotación de cultivos encontramos malezas, patógenos del suelo, insectos poco hábiles para invadir terrenos adyacentes y plagas con un hospedero específico que no suelen sobrevivir mucho tiempo sin este.

Variedades resistentes

Algunas enfermedades transmitidas por el suelo están presentes de manera natural en un suelo sano por lo que hay que escoger variedades con altos niveles de resistencia a las enfermedades. Estas son a menudo híbridos, es decir, cruces planificados por los fitomejoradores. Algunas enfermedades transmitidas por el suelo como la podredumbre negra de la col y la de la raíz rosada de la cebolla pueden prevenirse con variedades resistentes.

Suelo saludable con compost

Cuáles son los pros y las contras de los compost para macetas

Muchos estudios han demostrado que el abono bioactivo rico puede suprimir enfermedades transmitidas por el suelo a través de la introducción de microbios que antagonizan a los residentes actuales del suelo. Cuando veas un nuevo problema de enfermedad que afecta a las raíces de las plantas, la introducción de compost será parte de la cura. Piensa en ello como primeros auxilios para suelos problemáticos.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: No hay cuenta conectada.

Por favor, ve a la página de ajustes de Instagram Feed para conectar una cuenta.

Guía de jardinería

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share