Guía de Jardinería

Cómo plantar ajo en otoño Artículo Publicado el 13.04.2021 por Flavia

El otoño ya ha comenzado y tenemos que ocuparnos de cultivar ahora para que surjan en primavera/verano. El ajo es uno de los pocos cultivos que se plantan en otoño para cosechar en el verano próximo. Hacerlo de esta manera le dará al cultivo una ventana en el desarrollo, por lo que cuando aparece la primavera, crece mucho más rápido y con más fuerza. La siembra otoñal le permite al ajo desarrollar raíces temprano sin que aparezcan las hojas.

Quizás también te pueda interesar: Cómo cultivar mostaza de ajo (alliaria petiolata)

Aunque se pueden plantar los dientes de ajo que compras en la verdulería, es probable que no crezcan tan bien como los dientes de ajo comprados en un vivero o tienda de jardinería. El ajo adquirido en un supermercado o verdulería es probable que tenga un inhibidor de crecimiento para que no brote o para que demore en brotar y esto es lo que no se desea si se está tratando de cultivar ajo.

Por otro lado, el ajo viene en dos variedades: una de ellas es conocida como cuello duro y la otra como cuello blando. La última posee un sabor mucho más suave y es probable que la encuentres en la sección de agrícolas en el supermercado. Son más fáciles de almacenar y pueden durar hasta nueve meses.

El de cuello duro es más resistente y prosperará en cualquier jardín, sobre todo en climas fríos. A diferencia del anterior, este tipo de ajo no se almacena por mucho tiempo y, generalmente, solo dura seis meses luego de la cosecha.

¿Dónde comprar dientes de ajo para siembra y cómo plantar?

Los dientes de ajo para sembrar pueden comprarse en los catálogos de semillas y en las tiendas agrícolas.

Plantar ajo es muy simple. Rompe el bulbo para liberar todos los dientes y no les quites la piel. Sepáralos del bulbo y entre si para tener dientes de ajo individuales. Hazlo con mucho cuidado para no quitarles la capa protectora.

Haz una fila de hoyos en la tierra de tu jardín a 7.5 cm de profundidad y al menos el doble de distancia entre sí. Deja caer los dientes de ajo en los agujeros con la punta hacia arriba y cúbrelos con tierra.

Ejerce una ligera presión y agrega estiércol añejo, fertilizante o compost, si tienes. Riega y aísla los dientes del ajo en el invierno con una capa gruesa de hojas trituradas o paja.

En primavera podrás observar unos brotes verdes salir a través de la capa de mantillo. Los ajos estarán listos para ser cosechados a mediados del verano cuando las hojas exteriores de la planta se tornen amarronadas.

Para cosecharlos, solo extrae los bulbos de ajo del suelo con cuidado y trénzalos como se observa en la imagen para que los bulbos no se toquen entre sí y puedan curarse en un lugar fresco y seco con mucha ventilación durante dos a cuatro semanas. En ese momento podrás retirarles el tallo, cortar las raíces, lavarlos y consumirlos o guardarlos.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: No hay cuenta conectada.

Por favor, ve a la página de ajustes de Instagram Feed para conectar una cuenta.

Guía de jardinería

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share