Guía de Jardinería

Cómo cultivar lechugas hidropónicas Artículo Publicado el 05.06.2020 por Flavia

La lechuga es uno de los cultivos hidropónicos más populares por su alto rendimiento. Además, puede cultivarse durante todo el año en entornos controlados. Crece rápidamente, no requiere sol y es un vegetal que puede cosecharse en menos de un mes, aunque para cosechar una planta completa puede demorar entre 45-85 días. Este vegetal es una fuente de magnesio, calcio, vitamina A, C, K y del complejo B, fósforo, hierro, manganeso, potasio, fibra dietética y ácido fólico. Sigue leyendo para aprender a cultivar lechugas hidropónicamente.

Quizás también te pueda interesar: Cómo cultivar fresas hidropónicamente

Una buena noticia para los amantes de la lechuga es que puedes cultivar cualquier variedad en los sistemas hidropónicos. La lechuga mantecosa es probablemente la más cultivada hidropónicamente. La butterhead tiene dos subtipos: la de Boston y la Bibb. Ambas tienen una textura mantecosa y pueden cosecharse hoja por hoja o por cabeza.

Por su parte, la lechuga romana es una de las variedades más utilizadas en las ensaladas césar. Su textura es crujiente y su sabor más intenso. También existe el grupo de lechugas de hoja suelta que no forman cabezas. Su sabor es suave y delicado y sus hojas puede ser verdes o rojas, lisas o rizadas.

Materiales

  • Plantines de lechuga
  • Elemento punzante
  • Vasos descartables
  • Perlita, turba y vermiculita
  • Aireador de pecera
  • Nutrientes para hidroponía
  • Caja de telgopor (poliestireno expandido)

Paso a paso

  1. Coge los vasos descartables y ponlos boca abajo sobre el poliestireno expandido. Marca con una fibra y usa un elemento punzante para hacer el corte. Haz varios círculos sobre el poliestireno, dejando un espacio considerable entre cada uno de ellos.
  2. Realiza un orificio en la base de cada vaso descartable.
  3. Mezcla los sustratos en partes iguales: perlita, turba y vermiculita.
  4. Lava las raíces de los Plantines de lechuga y pasalos por el orificio de los vasos.
  5. Llena los vasos con sustrato y ponlos en los agujeros.
  6. Llena el contenedor de telgopor con agua y vierte los murientes en ella.
  7. Pon el aireador de pecera y deja pasar algunos días para cosechar.

El tiempo que demora una planta de lechuga en estar lista para la cosecha dependerá de la variedad. Generalmente, lo hacen entre 45-85 días. La lechuga no es exigente en cuanto a iluminación, pues de diez a catorce horas de luz moderada será más que suficiente aunque también se desarrollan bien con poca luz. Crecer a pleno sol puede hacer que las hojas de lechuga se tornen amargas.

Recuerda observar el agua cada día, agregar más de ser necesario e incorporar más nutrientes. Consulta en el centro de jardinería donde compres los plantines de lechuga.

¿Qué te ha parecido este post sobre cómo cultivar lechugas hidropónicamente?


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: No hay cuenta conectada.

Por favor, ve a la página de ajustes de Instagram Feed para conectar una cuenta.

Guía de jardinería

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share