Guía de Jardinería

Como cultivar acelgas en maceta Artículo Publicado el 10.10.2018 por Flavia

Aunque yo prefiero cultivar acelga directamente en el jardín porque crece mucho más que en las macetas, no todos cuentan con el espacio suficiente en su patio, por ello la única opción que se tiene es hacerlo en contenedores. Para cultivar acelgas en maceta exitosamente y conseguir un suministro abundante de hojas sabrosas, sigue leyendo este post.

Quizás también te pueda interesar: 5 insectos amigos del huerto

¿Qué necesito para cultivar acelgas en maceta?

  • Compost para macetas
  • Contenedor de 30 cm de diámetro y misma profundidad
  • Semillas de acelgas

Siembra

  1. Llena el recipiente con compost para macetas rico en nutrientes, sobre todo en nitrógeno, para que crezca rápidamente.
  2. Siembra las semillas de la acelga a dos centímetros de profundidad y a 2,5 cm de distancia entre cada una de ellas. Si lo deseas puedes poner las semillas en remojo en agua fría antes de plantar para acelerar el proceso de germinación.
  3. Pulveriza ligeramente con agua y coloca en un lugar soleado. Durante el verano, cuando las temperaturas sean muy elevadas, es mejor evitar el sol de la tarde, dado que el calor puede detener su crecimiento e incluso matar el cultivo de acelga.
  4. Mantén el compost siempre húmedo, pero no anegado.
  5. Después de 8-10 semanas, las hojas de las acelgas serán lo suficientemente grandes como para ser cosechadas.
  6. Cosecha las hojas a medida que las precises, cortándolas justo en la base del tallo. Las plantas dejarán de crecer en invierno, pero si llevas al recipiente a un sitio protegido, podrán sobrevivir y tendrás una cosecha fresca en primavera.

A tener en cuenta

  • El mejor momento para cultivar acelgas es a principios de la primavera, aunque también puedes hacerlo hacia final del invierno y mover las macetas afuera a principios de la primavera, tan pronto como las condiciones climáticas lo permitan.
  • Las acelgas no suelen padecer enfermedades ni plagas, aunque debes estar atento a las babosas.

Lo bueno de la acelga es que no solo es comestible, sino también decorativa. Quizás su belleza sea mucho más notable si la cultivas en macetas. Aunque requiere un poco más de esfuerzo, te aseguro que realmente valdrá la pena.

Las acelgas se verán geniales en una terraza, porche, balcón o en el alféizar de una ventana.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share