Guía de Jardinería

Cómo cuidar el Aster o la Margarita de otoño Artículo Publicado el 16.08.2018 por Flavia

Con este nombre se conocen algunas especies del género Aster; son plantas resistentes que precisan escasos cuidados y tienen una floración otoñal muy vistosa. La margarita de otoño es utilizada con preferencia en borduras, canteros y caminos, así como también para ornamentación de balcones y maceteros al aire libre.

Margarita de otono

Cuidados de la margarita de otoño

La margarita de otoño prospera mejor en sitios de intensa luminosidad, al menos 5 horas de luz solar. El suelo que prefiere el Aster debe ser suelto y fértil, libre de obstáculos para el crecimiento de sus raíces hasta los 30 centímetros de profundidad y con buen drenaje para eliminar el exceso de agua rápidamente. El macetero para cultivar esta especie también precisa una profundidad mínima de 30 cm.

El suelo o sustrato se prepara con 3 partes de resaca de río, 6 partes de tierra negra común y una parte de arena bien mezcladas. En las variedades bajas que no superan los 50 cm de altura la plantación deberá realizarse a 40 cm de distancia y en las de mayor altura 60 cm. La margarita de otoño tiende a formar una mata a partir del año siguiente de su plantación ocupando los espacios que quedaron entre las plantas.

Propagación del Aster

Se utilizan las plantas cultivadas de semillas, obtenidas por esquejes y la división de mata. La siembra en almácigos debe realizarse para lograr las plantas en algunas de las variedades de escasa o reciente difusión. Obtenidas las primeras plantas por semilla, la reproducción posterior se hace por esquejes o división de mata.

Siembra de la margarita de otoño

La siembra en almácigos se efectúa desde mediados del verano hasta finales del mismo. Los plantines se pasan a macetas antes de los fríos intensos y se mantienen hasta el momento de la plantación en sitios reparados y luminosos. Los almácigos preparados en primavera no alcanzan a producir plantas desarrolladas para el trasplante de principios de verano, obligando a postergar la tarea hasta el otoño.

Los gajos se preparan en primavera cortando brotes con tres o cuatro pares de hojas. Suprime uno o dos pares de hojas inferiores e impregna los esquejes en hormonas para enraizar y planta en macetas con el mismo suelo utilizado para las plantas.

Riega hasta que el agua comience a salir por el orificio inferior de drenaje. Coloca la maceta en un sitio sombreado durante la primera semana. A partir de los 7 días deberás exponer la planta a la luz solar. Los gajos forman raíces en 15 días y normalmente a los 30 días son plantas en pleno crecimiento.

Las plantas que se obtienen de semillas y gajos acondicionados en macetas se plantan desde principios del verano hasta mediados del mismo. Las plantaciones tempranas dan mejores resultados. Cuando se realiza la división de mata la plantación se efectúa en primavera en el mismo momento en que se separan cada uno de los brotes con sus respectivas raíces.

Plantación riego y fertilización

En el terreno roturado con anterioridad, distribuye 300 g de harina de huesos por metro cuadrado. Riega las plantas en macetas abundantemente antes de quitarla de sus envases. Con ayuda de una pala jardinera, cava un hoyo de dimensiones mayores al cepellón de la planta y coloca la margarita de otoño en el hoyo. Cubre con tierra y presiona para fijarla con firmeza.

Finalizada la plantación riega nuevamente y cubre con algunas ramas durante 3 días para protegerlas de los rayos solares. De ser posible elige días nublados para realizar el trabajo.

La margarita de otoño resiste periodos de sequía. Riega cada tres días en primavera, verano y otoño. En invierno no riegues. Durante el primer año la fertilización se lleva a cabo en el momento en que las plantas comienzan a formar los botones florales entre mediados y finales del verano.

Los fertilizantes granulados con nitrógeno, fósforo y potasio se añaden esparcidos alrededor de las plantas o disueltos en el agua de riego. Posteriormente, mientras la mata permanezca en el mismo lugar, la fertilización con el mismo producto deberá realizarse durante la primavera con cantidades que oscilan entre los 15 y los 20 g cada metro cuadrado de cantero.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share