Guía de Jardinería

Dale un toque exótico a tu jardín con la Eucomis Artículo Publicado el 15.08.2018 por Flavia

La Eucomis es un grupo de plantas bulbosas originarias de Sudáfrica, perteneciente a la familia de las liliáceas. Los bulbos de la Eucomis son grandes y carnosos y generan rosetas de hojas largas en forma de cintas florales de 75 cm de largo que sustentan flores en forma de estrella.

Una de las especies más populares es la Eucomis bicolor, una planta bulbosa que puede alcanzar 60 cm de alto y exhibir escarpias florales de 30 cm de largo, formadas por flores de color verde con bordes lila, desde mediados del verano.

Es originaria de la provincia del Cabo y se la conoce en Gran Bretaña desde hace más de 100 años. También podrás encontrar la Eucomis comosa, conocida como Eucomis punctata, otra especie popular y ampliamente difundida como flor piña. Obtuvo este nombre del penacho de brotes que surgen en la parte superior de la flor. Esta especie puede alcanzar una altura de 60 cm y exhibir hojas con bordes ondulados en púrpura. En el envés de las hojas muestra manchas amarronadas. Sus flores fragantes son verdes y marrones y surgen a mediados del verano.

Planta los bulbos de la Eucomis en primavera usando una mezcla elaborada de dos partes de tierra negra, una de turba, mantillo de hoja y arena. Usa macetas de 13 cm de diámetro y coloca los bulbos de tal manera que queden cubiertos por 15 centímetros de compost. Pon un bulbo por maceta.

Recuerda que un buen drenaje es primordial por lo que se necesita una buena capa de trozos de tiesto en la base del recipiente para que la planta no se sature de agua. Coloca el recipiente en un sitio soleado y protegido de los vientos fríos. Riega el compost y mantenlo húmedo durante el resto de la estación de crecimiento.

Las plantas establecidas en recipientes tendrán que cambiarse de maceta cada año al comenzar la primavera incrementando el tamaño del recipiente hasta establecerla en tinas de 45 cm de ancho. En esta etapa en vez de cambiar los bulbos de maceta retira una capa de 5 cm de compost y sustitúyela con una mezcla nueva de tierra negra desmenuzable y estiércol. Aplica un abono líquido cada dos o tres semanas durante la etapa de crecimiento hasta que se formen las flores.

Durante la temporada de otoño e invierno, los bulbos necesitarán protección por lo que deberás cubrir el compost y las macetas con turba. Mantén el compost ligeramente húmedo. Si este se moja, cubre las macetas con una bolsa plástica retirándola a finales del invierno. Una combinación de frío intenso y compost mata a los bulbos de la Eucomis. No obstante, tampoco debes dejar que el compost se seque por completo. El mejor sitio para la planta durante el invierno es en un invernadero frío.

Si deseas propagar la Eucomis extrae los vástagos de los bulbos originales en primavera y plántalos en macetas de 13 cm de ancho por 15 de profundidad; demorarán varios años en alcanzar el tamaño apto para la floración.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share