Guía de Jardinería

Cómo sembrar y cuidar crisantemos Artículo Publicado el 14.08.2018 por Flavia

Los crisantemos tienen un período reducido de floración otoñal, pero son perfectos como complemento decorativo por sus numerosas variedades y colorido, con flores pequeñas, medianas o grandes similares a las dalias y plantas que desarrollan diferentes alturas desde un par de centímetros hasta el metro.

Los crisantemos crecen en todo tipo de suelos con buen drenaje. Los mejores cultivos se obtienen en suelos ricos en materia orgánica, para ello, antes de la plantación, habrá que incorporar resaca de río y turba en partes iguales hasta lograr un suelo suelto.

Las variedades más bajas de esta planta son ideales para jardines, balcones y maceteros; mientras que las variedades de mayor altura que, precisan de soportes para mantener sus tallos largos y erguidos, son perfectas para obtener flores de corte.

Métodos prácticos de multiplicación

Las plantas de crisantemos se obtienen a mediados de la primavera a partir de esquejes o por división de mata. Los esquejes deben prepararse a partir de brotes vigorosos y sanos con 3 a 4 pares de hojas. Para plantas destinadas a formar canteros será necesario cortar el brote apical.

La separación de mata consiste en levantar la mata del crisantemo y separar cada tallo con sus raíces con un corte efectuado con una tijera. Los brotes enraizados se plantan de manera individual o en grupos de hasta cuatro en macetas hasta que alcancen mayor desarrollo. El sustrato será similar al utilizado para los canteros, mitad de la mezcla compuesta por turba y resaca de río en partes iguales y mitad tierra negra.

Cuidados y plantación

Las plantas que provienen de gajos y división de mata se mantienen en un recipientes hasta mediados del verano. Al alcanzar 10 cm de altura se despuntan eliminando el brote terminal con ayuda de una tijera. El desbrote no es aconsejado en crisantemos destinados para flores de corte.

La plantación comienza a mediados el verano eligiendo los días frescos o nublados. En canteros, maceteros y jardines la plantación se posterga hasta el momento en que finalizan su ciclo las especies florales de verano. Entonces se procede a sustituirlas. Los crisantemos bajos se plantan a una distancia de 25 cm, las variedades altas a 40 cm.

Si encuentras manchas pequeñas de color óxido de 2,5 mm de diámetro rodeada de una zona más clara en la parte inferior de la hoja, tendrás que realizar pulverizaciones preventivas con fungicidas a base de carbamatos para combatir la enfermedad de la roya.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share