Guía de Jardinería

10 crasas y suculentas bellas para tu jardín Artículo Publicado el 20.06.2019 por Flavia

Las suculentas son un grupo de plantas que almacenan agua en sus hojas y tallos carnosos. Algunos tipos de cactus forman parte de las suculentas o crasas pero no todas las suculentas son cactus. Para que una suculenta se considere un cactus debe tener areolas, pequeños montículos carnosos de donde brotan las espinas, las hojas y las flores. Algunos grupos de plantas como el agave y la yuca se consideran cactus, pero en realidad se clasifican en diferentes grupos de suculentas.  Aunque las suculentas son plantas nativas del desierto, eso no significa que no puedas hacerlas crecer en casa. Las plantas crasas vienen en una amplia gama de tamaños y formas desde plantas diminutas para ser incorporadas en arreglos  florales hasta plantas gigantes. Sigue leyendo para conocer estas 10 crasas y suculentas bellas para tu jardín.

Quizás también te pueda interesar: 6 suculentas tolerantes a la sombra

1. Portulaca grandiflora

La portulaca grandiflora es una pequeña suculenta anual con pequeñas flores similares a las rosas que aparecen en matas de hojas carnosas de textura fina. La portulaca grandiflora puede llegar a medir entre 9-27 cm de alto y florece a lo largo de la temporada de crecimiento. Se siembra muy fácilmente en el jardín. Las flores son en tonos de blanco, amarillo, púrpura y naranja; durante el clima nublado y lluvioso se cierran.  La portulaca grandiflora es una excelente opción para áreas con suelos pobres, y puede tolerar el sol fuerte durante todo el día, siempre y cuando, la riegues ocasionalmente. También es popular en cestas colgantes, ya que puede caer en cascada.

2. Serpervivum tectorum

La sempervivum tectorum es una crasa perenne que forma una estera que produce racimos de rosetas. Esta planta perenne de bajo crecimiento se extenderá rápidamente a 60 cm o más de ancho. Aunque se cultiva por sus hojas, la sempervivum brinda flores de color púrpura-rojizo.

3. Sedum spectabile ‘Autumn Joy’

El sedum representa un gran grupo de plantas suculentas perennes que pueden cultivarse en muchos entornos, no solo en condiciones áridas. El Sedum spectabile Autumn Joy, es uno de los tipos más grandes que puede llegar a crecer hasta 72 cm. A diferencia de muchas suculentas, el Autumn Joy se cultiva en gran medida por sus diminutas flores rojas o púrpuras. Esta suculenta prefiere el sol o la sombra parcial y un suelo bien drenado.

4. Sedum erythrostictum ‘Frosty Morn’

Este tipo de sedum, como varios otros sedums, se cultiva principalmente por su follaje de matices blancos. Puede llegar a crecer hasta 30 cm de alto y producir flores blancas o de color rosa pálido. Es una excelente planta de bajo mantenimiento.

5. Sedum rupestre ‘Angelina’

Las flores doradas que emergen en primavera  pueden ser una buena ventaja para el sedum rupestre ‘Angelina’. Pero para muchos, el follaje de esta crasa es la principal razón para cultivarla.

Te recomendamos leer: Aporocactus: un cactus con flores increíbles

6. Sedum spurium ‘Dragon’s Blood’

Con el nombre común «Sangre de dragón», uno espera mucho de este sedum. No obstante, la cantidad de color que obtienes dependerá de la cantidad de sol que le des, entre otros factores. Este sedum puede llegar a crecer hasta 18 cm y producir flores rojo-rosas.

7. Delosperma cooperi

Es una suculenta perenne un tanto más tierna, que se extiende hasta una altura de 9 a 18 cm. Su nombre común es «planta de hielo» que, deriva de una ilusión óptica causada por la forma en que la luz rebota en los pequeños pelos de las hojas de la planta. Las flores de esta suculenta son de color rojo púrpura.

8. Opuntia compressa

El cactus de pera espinosa es uno de los pocos cactus que crecen bien en climas fríos. Su tamaño puede llegar hasta 30 cm de alto con segmentos de tallos en forma de almohadilla que se confunden con sus hojas. Mechones de pelo y espinas afiladas las cubren, y brillantes flores amarillas y frutos rojos comestibles aparecen.

9. Cylindropuntia spp.

Este cactus es una planta intimidante que está densamente cubierta con espinas muy afiladas. Claro está que no es una planta para familias donde hay niños o mascotas curiosas.

10. Echinocactus spp.

Probablemente recuerdes haber visto alguna película de vaqueros sedientos que cortaban la parte superior de este cactus para beber su líquido almacenado en el interior. No se trata de ficción, pues este tipo de cactus contiene un fluido apetecible (eso dicen) que es potable en casos de emergencia. El Echinocactus tiene un tallo redondo y grueso y unas espinas gruesas son muy afiladas. No tolera temperaturas frías, por lo que debe cultivarse en el interior.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

This error message is only visible to WordPress admins

Error: No connected account.

Please go to the Instagram Feed settings page to connect an account.

Guía de jardinería

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share