Guía de Jardinería

Ten tu jardín siempre organizado con una caseta de exterior Artículo Publicado el 12.06.2018 por Flavia

Las casetas de jardín son muebles muy prácticos, pues gracias a ellos podrás mantener protegidas todas las herramientas de jardinería, así como también la leña. Pero, ¿cómo escoger la adecuada según tus necesidades? En Guía de Jardinería te dejamos todas las claves que precisas conocer para elegir la caseta de exterior ideal.

¿Cuál es el tamaño ideal?

Como bien comentaba anteriormente, las casetas de exterior son ideales para mantener a salvo las herramientas, la leña y los muebles de exterior durante el invierno, así como también guardar las piscinas desmontables y las maquinarias del jardín. Incluso, según su tamaño, pueden servir como casitas infantiles donde jugar o como caseta de animales.

No obstante, es fundamental tener en cuenta el uso que le vayas a dar antes de escoger el tamaño de la misma, la cual deberá ser suficientemente amplia como para que quepa todo lo que vas a guardar.

Tipos de caseta de exterior

A la hora de escoger una caseta de jardín es importante que tengas en cuenta los diversos materiales con los que suelen fabricarse:

  • Madera: las casetas de exterior de madera le aportarán a tu jardín un aspecto rústico, por lo que además de ser funcionales, se transformarán en un elemento decorativo. Estas casetas pueden fabricarse con maderas tratadas especialmente para su uso en el exterior o con maderas sin tratar, a la que deberás aplicar varias capas de protector de madera como el barniz, por ejemplo, una vez que se haya montado.
  • Metal: las casetas de metal galvanizado son sumamente resistentes y no precisan, afortunadamente, un gran mantenimiento una vez montadas, aunque deberás colocarlas en un sitio resguardado de los fuertes vientos y del aire salino, dado que son livianas y, además, se pueden oxidar fácilmente.
  • Resina: las casetas de resinas son invulnerables a las inclemencias del tiempo, pues no se oxidan ni se estropean con la lluvia, los rayos solares, etcétera. Además, son fáciles de montar y mantener.

Consejos para montar y mantener las casetas de exterior

Las casetas de jardín más fáciles de montar son las de resina. Su mantenimiento no precisa más que un lavado con agua y jabón. Por otro lado, el montaje de las casas de metal también es fácil, dado que solo tendrás que juntar los paneles metálicos con sus correspondientes perfiles y tornillos.

Por su parte, las casetas de madera necesitan un mayor mantenimiento y su montaje no es tan sencillo como en el caso de los materiales anteriores. Las casetas de madera panelada son un tanto más simples de armar porque solo hay que encastrar los paneles, mientras que las de machimbre necesitan mucho más tiempo para montarlas. Sin embargo, estas últimas son más resistentes y ofrecen un máximo aislamiento térmico.

Como comentamos anteriormente, recuerda llevar a cabo un tratamiento protector de la madera luego de haberla montado y, después, hazlo en forma periódica.

Sin importar el material que elijas para tus casetas exteriores, no olvides que es necesario que la base sobre la que la apoyes sea firme y esté correctamente nivelada.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share