Guía de jardinería

Árboles frutales: Pomelo Artículo Publicado el 04.10.2014 por Carolina, 1 comentario

El árbol pomelo, pomelero o toronjo es un árbol frutal, de la familia de las rutáceas, que se cultiva para obtener su fruto: el pomelo, pomelo rosado o toronja. Su nombre científico es Citrus × paradisi.

Aunque no se conoce bien su origen se cree que se trata de una especie híbrida que surge del cruce accidental entre la naranja dulce y la pampelmusa, en las plantaciones que había de estas variedades en las islas del Caribe, durante el siglo XVII. El pomelo es un árbol pequeño, de unos cinco metros de altura, de tronco corto, copa redondeada y poca densidad en su ramaje.

Leer más…

Árboles frutales: Mandarino Artículo Publicado el 02.10.2014 por Carolina, 1 comentario

Se trata de un árbol del género Cytrus incluido en la familia de las Rutáceas. Originario de Asia, el mandarino es un árbol muy popular y conocido en todo el mundo porque sus frutos contienen mucha vitamina C y ácido cítrico.

Mandarino 1

Se trata de un árbol pequeño que no suele sobrepasar los ocho metros de altura. Su corola en forma circular está compuesta por hojas estrecha, unifoliadas y con sistema nervioso reticulado.
Florece una vez al año produciendo unas aromáticas flores.

Leer más…

El membrillo: la carne del otoño Artículo Publicado el 24.09.2014 por Carolina, 0 comentarios

El membrillo se obtiene del membrillero, que es una especie de árbol perteneciente a la familia de las rosáceas procedente del Mar Caspio, de las zonas de Turquía e Irán, donde se tiene constancia de su cultivo desde la antigüedad.

Árbol de membrillo 4

Se trata de un árbol de tamaño medio, casi parece un arbusto grande, lo que propicia su siembra en jardines e incluso en macetas. Si queremos sembrar uno debemos tener en cuenta lo siguiente:

Leer más…

Árboles frutales: el cerezo Artículo Publicado el 20.09.2014 por Carolina, 6 comentarios

El cerezo es un árbol de la familia de las rosáceas, de origen mediterráneo, que producen una fruta muy apreciada para el consumo humano. Se trata de un frutal de gran porte que alcanza los ocho metros de altura. Sus hojas son caducas. Sus flores nacen con la llegada del buen tiempo, en pequeños grupos, son hermafroditas y tienen un olor suave. Su fruto se denomina cereza y aparece en pequeñas cosechan cada dos o tres años. En este sentido hay que decir, además, que las cerezas maduran desde el final de la primavera hasta el inicio del verano.

Cerezo 1

El momento de la recolección se concentra en unas pocas semanas y solo debe realizarse cuando la cereza adquiere un color rojo brillante. En una misma temporada podemos recoger dos o tres cosechas, dependiendo de la variedad de cerezo y de las condiciones ambientales que le rodeen.

Leer más…

Árboles: el Álamo plateado Artículo Publicado el 18.09.2014 por Carolina, 3 comentarios

El Populus alba o álamo plateado es un árbol frondoso que crece cerca de las riveras de los ríos, en zonas de clima templado. Es habitual encontrarlo en Europa, Asia y en el norte del continente africano. También es conocido con los nombres de álamo blanco, álamo común, chopo blanco, álamo afgano, lamagueiro o lamigueiro.

Álamo plateado 1

Esta variedad de álamo debe su nombre al color de una de las caras de sus hojas, que es blanquecino y brilla con la luz del sol. En otoño la coloración de las hojas es marrón o amarillenta. El álamo blanco tiene un tronco de grueso, con numerosas raíces secundarias largas de las que surgen otras secundarias. Su corteza es lisa, de color blanco en la parte superior y más oscura en la base, gris y con muchas fisuras.

Leer más…

Árboles frutales: el albaricoquero Artículo Publicado el 16.09.2014 por Carolina, 1 comentario

Originario de Asia y África, el albaricoquero es un árbol frutal propio de las zonas templadas. De tamaño medio (alcanza entre seis y ocho metros en edad adulta), el albaricoquero común se presenta como un árbol uniforme, de copa redondeada y ramas extendidas. Su madera es de color rojizo y no está muy valorada en la industria maderera. El albaricoquero requiere suelos ligeros, fértiles, drenados, profundos y con un clima benigno. Requiere humedad constante pero no hace falta regarlos con asiduidad pues el exceso de agua les puede perjudicar.

Albaricoquero 1

Aunque prefiere el calor al frío, podemos cultivar el albaricoquero en zonas frías siempre y cuando protejamos la planta manteniéndola a cubierto. En ocasiones, además, se suele emplear la técnica del abanico. Esta consiste en adosar el árbol, con las ramas laterales abiertas, a una pared o muro, eliminando las ramas centrales. Con esta práctica se pretende aprovechar el calor y la luz que arroja la pared al ser iluminada por el sol.

Leer más…

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share