Guía de Jardinería

Diferencias entre fungicida erradicante y preventivo Artículo Publicado el 03.07.2019 por Flavia

Los fungicidas son un artículo interesante para el jardinero y cuando se utilizan adecuadamente pueden ser efectivos en la lucha contra las enfermedades de las plantas. Pero también pueden ser un poco desconcertantes y, si no se usan como se debe, pueden dar resultados decepcionantes. Antes de empezar a pulverizar, es importante entender cuál es la diferencia entre los fungicidas protectores y los erradicantes. Continúa leyendo para saber más.

fungicidas

Te recomendamos leer: 5 insectos amigos del huerto

¿Qué es un fungicida protector?

Los fungicidas protectores, también conocidos como fungicidas preventivos, deben aplicarse antes de que el hongo se adhiera, ya que crea una barrera protectora que detiene la infección antes de que empiece. Estos pueden ser efectivos antes de que haya hongos, o bien cuando el hongo está presente pero aún no ha entrado a la planta. Una vez que la planta muestre síntomas de infección, será demasiado tarde para utilizar fungicidas protectores.

¿Qué es un fungicida erradicante?

Los fungicidas erradicantes, son a veces llamados fungicidas curativos, aunque hay una ligera diferencia: los fungicidas curativos son para plantas que no muestran síntomas visibles de hongo, mientras que los erradicantes, son para aquellas plantas que ya muestran síntomas. En ambos casos, sin embargo, el fungicida es para  atacar y matar a los hongos de las plantas que ya han sido infectadas.

Estos fungicidas son los más efectivos en las primeras etapas de infección, precisamente en las primeras 72 horas, pero no son garantía de que la planta se salvará o que el hongo se eliminará por completo, especialmente si los síntomas están presentes y avanzados.

Entonces, ¿qué debería elegir un fungicida protector o un erradicante?

Eso depende de varios factores, incluida la temporada del año, las plantas que estás cultivando y, si son propensas a hongos y crees que están infectadas o no.

Los fungicidas protectores o  preventivos son mejores para las áreas y las plantas que han mostrado síntomas de hongos en temporadas de crecimiento anteriores y deben aplicarse antes de esa época en la temporada de crecimiento actual.

Los fungicidas erradicantes o curativos deben utilizarse si sospechas que ya hay un hongo. Estos tendrán algún efecto en las plantas que muestran síntomas, pero funcionan mejor si puedes atraparlo antes.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share