Guía de Jardinería

Cuidados de la corona nupcial Artículo Publicado el 31.07.2018 por Flavia

La corona nupcial, corona de novia o Francoa, es un género de plantas perteneciente a la familia de las saxifragáceas, originario de América del Sur que, aparentemente, se encuentra formado por tres especies distintas, cuyas flores son de diversos colores.

Estas plantas generan grupos de flores grandes con escarpias finas que contienen muchísimas flores pequeñas. Estas cubren los tallos por completo y poseen un rizoma grueso y extendido que forma los grupos rápidamente y cuando se plantan en macetas grandes, el compost se cubre de hojas inmediatamente.

En zonas de clima templado, las hojas pueden llegar a sobrevivir al invierno, pero ubicadas en sitios fríos sucumben a las heladas. Por ello, es conveniente que coloques a la Francoa en un sitio soleado, cálido y protegido.

La Francoa sonchifolia es una de las especies más cultivadas, que desarrolla delicadas flores de color rosa sobre espigas altas de 60 cm durante el verano. Por su parte, las hojas son bien amplias. La Francoa appendiculata, también llamada Francoa sonchifolia appendiculata produce en verano flores rojizas en forma de campanilla en sus espigas de 80 cm de alto. Por otro lado, la Francoa appendiculata ramosa o Francoa ramosa es similar a la especie anterior pero con flores blancas que crecen sobre espigas de 60 – 90 cm de alto.

En primavera cambia de maceta usando un compost de buen drenaje y un recipiente con trozos de tiesto en su base, ligeramente más amplio que la masa de raíces y cámbialo cada año incrementando el tamaño hasta llegar a uno de 45 cm de diámetro. Coloca la corona de novia en un sitio soleado y protegido, lejos de los vientos fríos.

Luego de tres o cuatro años, es probable que la corona nupcial presente un aspecto desalineado y poco atractivo por lo que se aconseja reemplazarla por una nueva. Para estimular el desarrollo de las flores, riega las plantas con un fertilizante líquido tan pronto como se desarrolle el tallo floral. Hazlo cada dos o tres semanas antes de que las flores se empiecen a marchitar. Cuando finalice el verano corta los brotes florecidos.

Cuando llegue el otoño, lleva el recipiente a un sitio cálido y protegido, lejos del viento frío. En zonas muy calurosas se aconseja llevar la planta a un invernadero fresco. En zonas húmedas cubre el compost con una bolsa de plástico.

Si deseas propagar la corona de novia, divide los grupos que se encuentran apretados en primavera en el momento de cambiar de recipiente.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share