Guía de Jardinería

Cómo cultivar plantas culinarias Artículo Publicado el 30.07.2018 por Flavia

El uso de las plantas no es algo novedoso, dado que muchas casas españolas tenían un jardín o una terraza e incluso un cultivo a menor con fines culinarios y curativos. Sin embargo, su asidua utilización en la cocina se ha transformado en un aspecto importante para conseguir una alimentación mucho más sana.

Ahora que la medicina actual aconseja un menor consumo de grasas y sal, dos elementos que le añaden sabor a las comidas, las plantas aromáticas asumen un papel. No obstante, no siempre resulta fácil conseguir las frescas y las hierbas secas que puedes encontrar en los supermercados son generalmente añosas. Así que, si quieres plantas aromáticas y frescas, cultívalas en casa.

Para iniciar tu jardín no necesitas una gran parcela de tierra ni un balcón, siempre tendrás el alféizar de la ventana de la cocina del que podrás quitar algunas macetas con flores para colocar plantas culinarias en recipientes pequeños. El antepecho de una ventana normal podrá albergar alrededor de unas cuatro o cinco macetas de tamaño normal.

Las hierbas básicas para la cocina incluyen las siguientes variedades perennes: romero, tomillo, salvia y estragón, y anuales como el perejil y la albahaca.

Anuales

Albahaca

  • Siembra la albahaca a principios de la primavera y aclárala cuando tenga cuatro hojas.
  • Transplántala a macetas de 18 cm de diámetro cuando las plántulas sean grandes, y cuando hayan aparecido los pares de hojas.
  • Para que la planta se desarrolle en forma de arbusto, corta las hojas y no permitas la floración.
  • Riega la albahaca regularmente.
  • Coge todas las hojas que precises con cuidado de no romperlas porque perderán sus aceites aromáticos.
  • Poda la parte superior regular y constantemente para mantener la planta en buenas condiciones hasta el verano.
  • La albahaca suele alcanzar entre 30 y 45 cm de altura.

Perejil

  • Ubica el perejil en una posición permanente, dado que no soporta los trasplantes.
  • Vierte agua hirviendo en la tierra luego de realizar la siembra para ayudar a la germinación. Las plantas aparecerán después de 6 semanas.
  • Siembra nuevamente en verano para tener suministro durante el invierno. Esta planta alcanza unos 30 centímetros de altura.

Perenne

Salvia

  • Siembra la salvia a través de esquejes o semillas en primavera; la germinación llevará unas 3 semanas.
  • Corta todo lo que precises hasta el otoño, época en la que las hojas agarrarán fuerza y sabor.
  • La salvia crece hasta 45 cm de alto.

Romero

  • Siembra el romero por medio de esquejes o semillas; estas deberán colocarse a unos 13 milímetros de la superficie del compost en primavera.
  • Corta el tallo principal para que se desarrollen las ramas laterales y mantenlas alejadas de las corrientes de aire frío.
  • Pueden alcanzar hasta 1,2 m.

Tomillo

  • Siembra el tomillo en primavera y aclara las plántulas cuando estén lo suficientemente desarrolladas.
  • Las plantas pueden durar hasta 5 años.
  • Crece hasta 30 centímetros.

Estragón

  • Existen dos variedades de estragón: el francés y el ruso. Compra el estragón francés porque es el único que tiene sabor y compra plantas jóvenes.
  • Una vez que sus ejemplares se encuentran establecidos, propaga por medio de la división.
  • Recorta en la parte superior durante el año.
  • Alcanzan 80 cm de alto.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share