Guía de Jardinería

Cómo proteger las plantas del tomate del frío y las heladas Artículo Publicado el 12.03.2021 por Flavia

Los cambios de temperatura a fines de la primavera o a principios del otoño pueden retrasar el crecimiento de las plantas y ocasionar frutos deformados. Los tomates al igual que otras verduras de estación cálida como la berenjena y los pimientos serán más saludables cuando les proporciones mucha luz y calor. Las plantas del tomate son sensibles al frío y a las heladas. Por ello, en esta ocasión te diré cómo protegerlas.

Cómo proteger las plantas de tomate a fines de la primavera

La temperatura óptima para tus plantas de tomate debe oscilar entre los 18,5 y los 26,5 ºC. Cuando las temperaturas están por debajo de los 13 ºC de forma constante, los frutos del tomate pueden deformarse y, aunque son comestibles, tendrán agujeros, cicatrices amarronadas y grietas.

Cuando los tomates se exponen a temperaturas inferiores a 10 ºC durante tiempos muy prolongados, florecerán, pero la fruta no cuajará. En temperaturas aún mucho más bajas que oscilen entre los 0 y los 5 ºC, los tomates se verán afectados por el daño del frío que frenará su crecimiento y hará que las plantas queden susceptibles a enfermedades.

Para obtener buenos rendimientos, querrás proteger las plantas del tomate del frío y las heladas.

Campana de jardín

Una excelente forma de proteger a las plantas del tomate del frío es mediante una cúpula de vidrio o de plástico que se coloca sobre ellas al anochecer y se quita a primera hora de la mañana al otro día.

Aros de invernadero

Cubre las hileras de plántulas de tomate con aros de invernadero y cubiertas para mantenerlas calientes durante esas noches frías de primavera.

Cómo proteger las plantas de tomate a principios del otoño

Así como las plantas de tomate precisan luz y calor para crecer, producir flores y frutos, las plantas requieren ciertas temperaturas para madurar. Las temperaturas óptimas para su maduración oscilan entre los 20 y los 25 ºC.

Las temperaturas por debajo de los 10 ºC pueden afectar gravemente la maduración.

Hileras flotantes

En otoño las plantas de tomate pueden ser enormes por lo que una forma de mantenerlas protegidas del frío y de las heladas es cubriéndolas todas las noches con hileras flotantes cuando las temperaturas bajen los 10 ºC. Asegura las esquinas y los bordes con grapas.

Agrega una lona de plástico

En las noches más frías colocar una lona de plástico les proporcionará a las plantas un mayor aislamiento contra el frio, aunque deberás asegurarte de que este no toque el follaje de las plantas. Pon soportes alrededor de las plantas para que eso no suceda.

Usa luces navideñas

Una forma de generar la mayor cantidad de calor posible es usando luces navideñas debajo de las mantas. Solo asegúrate de que no toquen el follaje de las plantas o las telas con las que cubras a las plantas.

Aplica mantillo

Poner una capa gruesa de mantillo alrededor de las plantas puede aislarlas del frío.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: No hay cuenta conectada.

Por favor, ve a la página de ajustes de Instagram Feed para conectar una cuenta.

Guía de jardinería

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share