Guía de Jardinería

Cómo cultivar setas en nuestra propia casa Artículo Publicado el 29.12.2014 por Carolina

Las setas o callampas son los frutos de unos hongos pluricelulares que presentan muchas variantes. Para crecer requieren humedad. Esta puede proceder de la sombra de los árboles (en los bosques), o de cualquier otro elemento que le proporcione un ambiente húmedo y con poca luz.

Cultivo de setas en casa

Algunas especies de setas son comestibles y otras son venenosas, por lo que hay que tener mucha precaución al recogerlas cuando crecen de manera espontánea en los campos de todo el mundo. Las especies más habituales son: la infundibulicybe geotropa, la inocybe hirtella, la leccinellum griseum, la calocybe gambosa, la amanita muscaria, la amanita phalloides, la agaricus bisporus y la psilocybe cubensis.

Clitocybe geotropa

Clitocybe geotropa

Las setas, sobre todo las de buena calidad, son productos caros; razón por la que muchas personas se han animado a producirlas en sus viviendas.  Las setas más habituales son las que tienen forma de paraguas abierto, aunque hay otras muchas con diferentes aspectos y formatos.

Leccinum griseum

Leccinum griseum

Para cultivar setas comestibles en casa vamos a necesitar: un rollo de papel higiénico, agua, una bolsa de plástico negra (sirven las de basura), un plato hondo, un recipiente para calentar agua y una fuente de calor. También se pueden cultivar en troncos inoculados con setas (que producen durante tres o cuatro años) o en packs ya preparados en tiendas.

Si queremos obtener nuestra propia cosecha de setas debemos hacer lo siguiente:

  • Hervir agua en un recipiente.
  • Colocar un rollo de papel absorbente (completo, con el cilindro de cartón que lo soporta) en la base de un plato hondo.
  • Empapar el papel con el agua caliente.
  • Retirar el cilindro de cartón de su interior teniendo cuidado de no quemarte.
  • Esparcir micelio sobre el rollo de papel empapado y también en el interior del hueco del centro.
  • Tapar el rollo y las semillas con una bolsa negra.
  • Poner todo el equipo en un lugar fresco y reservar durante 15 días.
  • El cultivo de setas requiere una ventilación suave y constante. Si no tienen ventilación suficiente los ejemplares tendrán un tronco de gran tamaño.
  • Pasado ese tiempo, meter en la nevera. Mejor en la parte baja del electrodoméstico para que esté fresco. Combinarlo sacando el pack a la luz (si no tenemos natural ponerlo bajo un fluorescente). Debemos tenerlas bajo la luz durante al menos 12 horas al día. Cuanta más luz reciban las setas más oscuras serán,  y viceversa.
Amanita phalloides

Amanita phalloides

Debemos tener en cuenta que las setas se pueden cultivar en varias temperaturas. Las más frecuentes son aquellas que van desde 4 hasta 18 grados. El rango concreto está relacionado con la variedad de la seta que queremos cultivar. Eso sí, hay que evitar los cambios bruscos de temperatura.

A la hora de recoger las setas debemos escoger aquellos ejemplares mayores, para dejar crecer a las pequeñas.

Una vez que hayamos obteniendo nuestros primeros ejemplares podemos obtener mejores resultados empleando bolsas de polipropileno con filtro. Estos contenedores están especialmente diseñados para el cultivo de setas. Su filtro microporoso mantiene el interior de la misma libre de elementos contaminantes, permite el intercambio de gases y mantiene la humedad.

Fotos: wikipedia.org


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share