Guía de Jardinería

Cómo cuidar y reproducir la Babiana Artículo Publicado el 17.07.2018 por Flavia

La Babiana es una planta sudafricana no muy resistente que pertenece a la familia de las Iris. Algunas babianas cuentan con inflorescencias densas de hasta 10 flores con forma de trompeta, que se desarrollan a finales de la primavera. Una de las especies más cultivada es la Babiana stricta, procedente de Sudáfrica. Esta puede alcanzar los 25 cm de alto y, de ella, surgen más variedades con flores que van desde el color celeste hasta el púrpura.

Sus hojas, de color verde oscuro, son similares a las de la Fresia y se encuentran cubiertas por una pelusilla suave. Estas surgen antes que las flores y desaparecen una vez terminada la floración.

Cuidados de la Babiana

Si quieres tener hermosas babianas en tu jardín, espera que termine el invierno. Provéeles mucho sol y protección, tanto del viento como de las corrientes de aire. A medida que sus hojas vayan creciendo, tendrás que aumentar el riego.

Cuando sus flores empiecen a aparecer, riégalas con un fertilizante líquido cada 15 días. Continúa regando y abonando hasta que las flores hayan muerto; en ese instante, cesa el abono y reduce el riego. A mediados del verano se secarán por completo y las plantas empezarán el período de inactividad.

Antes de que lleguen las primeras heladas, guarda los bulbos o cúbrelos con una capa de turba y una bolsa plástica. Trasplanta los bulbos más antiguos en otoño y cultiva los nuevos. Inserta los bulbos a 7,5 cm en el compost, y en macetas repletas de compost con base de tierra hazlo un poco más profundo.

En cuanto a estética, cinco plantas juntas en una maceta de 13 cm de diámetro quedarán mucho mejor que una sola. Riega con poca agua y mantenlas húmedas hasta la próxima temporada de crecimiento. Proporciónales una temperatura de 10 °C y mucha luz.

Propagación

Si ya tienes babianas, será más fácil propagarlas. En otoño, cuando las trasplantes, retira los vástagos que están alrededor de los bulbos mayores y replántalos. También puedes obtener babianas de semillas, las cuales no florecerán hasta la segunda temporada de crecimiento.

El exceso de agua puede ser fatal en invierno; asegúrate de que la maceta tenga una base de material que permita el drenaje. Por otra parte, el pulgón verde puede atacar las hojas jóvenes de la babiana; rocía la planta con un insecticida.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share