Guía de Jardinería

Cañas comunes: ¿plantas invasivas o fuentes de energía? Artículo Publicado el 18.04.2015 por Carolina

Su nombre científico es Arundo donax aunque es más conocida como caña común. Es una planta herbácea perteneciente a la familia de las Poaceae o gramíneas.

Esta planta también recibe los nombres de caña de Castilla, carrizo, bardiza, cañavana, cañavera, carda o cañabrava.

Caña común formando maleza

Su aspecto es de una hierba robusta, pues su tallo es grueso y está hueco, lo que le ofrece gran resistencia. Una serie de hojas grandes, de color verde, lo envuelven dándole un aspecto verde brillante.

Florece a finales del verano y en otoño, ofreciendo unas pequeñas muestras de color amarillento que forman parte de una gran panícula de espiguillas. Suelen ser de color amarillo o violeta.

La caña es una planta alta, que puede alcanzar los 6 metros de altura, que crece en zonas muy húmedas.

Su multiplicación se realiza mediante rizomas, es decir, a través de plantas que surgen de la raíz madre. Razón por la que se producen grupos de gran extensión a partir de un núcleo inicial. Por lo tanto, si queremos producir cañas en nuestro jardín o huerta basta con que nos hagamos con un ejemplar obtenido de esta manera y esperar a que produzca otros ejemplares iguales.

Algunas personas la confunden con la caña de bambú, sin embargo no son iguales. En este caso, cada uno de los nudos de la planta sale una hoja que envaina el tallo.

Detalle del tallo de la caña común

En la actualidad es posible encontrarla por todo el mundo, aunque su origen se sitúa en el continente asiático. A pesar de formar parte del paisaje habitual de muchos ríos y pantanos de todo el mundo, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza la considera como una planta invasora. De hecho la incluyó en un catálogo donde se recogían las 100 especies invasoras más dañinas del planeta. Sin embargo, las cañas comunes conforman el hábitat de muchas especies animales silvestres que se protegen en su maleza. Especialmente útiles son para las aves, que realizan sus nidos entre sus troncos, obteniendo protección ante especies invasoras.

Si cultivamos esta planta en nuestro jardín tendremos material natural para realizar numerosas actividades propias del huerto. Así, por ejemplo, tradicionalmente se ha empleado para sujetar las matas de las tomateras, de los pimientos y de las judías.

Además, la madera de la caña está muy valorada para la confección de elementos musicales. De hecho, en la actualidad se utilizan para las lengüetas de muchos instrumentos de madera: oboe, clarinete, saxofón o el fagot. También suele utilizarse para la creación de biomasa en cantidades industriales.

Fuente fotos: wikipedia.org


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (2)

  • Responder

    Nombre de Usuario ha escrito el 06.04.2017 a las 17:22

    No explica su plantacion

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share