Guía de Jardinería

5 errores que estás cometiendo con tu árbol lira (ficus lyrata) Artículo Publicado el 26.04.2019 por Flavia

El árbol lira o ficus lyrata es una planta elegante que suele aparecer en las revistas de decoración por su buena apariencia, no así por su facilidad de mantenimiento. Por tanto, si eres novato en la jardinería y deseas nutrir con éxito tu propio árbol lira, a continuación te diré cuáles son los 5 errores que puedes estar cometiendo y cómo solucionarlos para cultivar una planta saludable y próspera.

Quizás también te pueda interesar: Consejos para cultivar el ficus en interior

Exceso de agua

El riego es la parte más simple, pero a la vez la más complicada a la hora de cuidar las plantas, y es muy fácil excederse. En su África occidental natal, el árbol lira recibe abundante agua en forma de lluvia, así que trata de imitar esta realidad meteorológica manteniendo el suelo constantemente húmedo, pero sin anegarlo.

Para regar adecuadamente espera hasta que los 3 centímetros superiores del suelo estén secos. Después riega a fondo hasta que salga agua por los orificios de drenaje y deja que se seque lentamente antes de volver a regar.

Poca agua

El poco riego es casi tan malo como el exceso de agua. Por consiguiente, siempre debes revisar el suelo y hacer que este esté constantemente húmedo. Los signos de falta de riego incluyen hojas débiles. Si ha pasado mucho tiempo sin regar, el follaje comenzará a amarillearse, luego se pondrá marrón y finalmente se caerá.

Demasiada luz

El ficus lyrata necesita el tipo de luz que la mayoría de las casas o departamentos proporcionan de forma natural, ni mucha ni poca, ni intensa ni oscura.  Coloca el árbol lira cerca de una ventana orientada hacia el este para proporcionarle mucha luz indirecta y un poco de sol directo.

El sol de la tarde desde una ventana orientada al oeste y al sur será demasiado fuerte. Guarda el espacio de la ventana orientada al sur para los cactus y las suculentas.

Una exposición incorrecta a la luz incluye hojas con manchas o con aspecto pálido. Si tu planta presenta estos síntomas intenta moverla a un lugar nuevo durante una o dos semanas.

Demasiado fertilizante

Intenta imitar las estaciones naturales de crecimiento del árbol lira en tu hogar  templado y fertiliza un puñado de veces al año, una vez en primavera y mensualmente durante todo el verano. La fertilización excesiva puede hacer que las plantas crezcan largas y hasta puede llegar a matarlas. Renueva anualmente la parte superior con una capa fresca y rica en nutrientes. Después dosifica con tu fertilizante soluble en agua regular preferido.

Temperaturas muy frías

Aunque es posible que tolere los 20 °C, lo que le encanta realmente al ficus lyrata es el calor y las temperaturas normales del interior, pero fallarás si lo expones a las corrientes de aire frío. Desafortunadamente, la mejor luz se encuentra donde están las corrientes de aire, es decir frente a las puertas del porche o cerca de las ventanas.

Sellas las áreas con corrientes de aire antes de colocar el ficus lyrata y rocía las hojas durante los meses secos del invierno para mantener la planta lo suficientemente  húmeda y feliz.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

This error message is only visible to WordPress admins

Error: No connected account.

Please go to the Instagram Feed settings page to connect an account.

Guía de jardinería

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share