Guía de Jardinería

Compatibilidad en los injertos de frutales Artículo Publicado el 04.02.2015 por Carolina

Injertar es una acción en la que se unen dos plantas diferentes para formar una nueva que tenga características de ambas. En este sentido debemos distinguir entre el patrón (o planta que recibe el injerto) y el injerto en sí (que es un trozo de tallo o de yema de otra planta que se fija al patrón para que dé una nueva planta).

Injertos 1

Con esta técnica se pretende mejorar la resistencia de un árbol, la calidad o el sabor de sus frutos, prolongar la longevidad de una variedad, etc.

Para que un injerto funcione debe existir compatibilidad entre ambas plantas. En caso contrario, nuestro esfuerzo habrá sido en vano y el injerto morirá. Esta compatibilidad ha sido estudiada por los peritos agrícolas de todo el mundo que han determinado lo siguiente sobre combinaciones que ofrecen excelentes resultados:

  • Injerto de peral sobre membrillo o sobre otra variedad de peral.
  • Melocotonero sobre ciruelo, otro melocotonero o almendro amargo.
  • Ciruelo sobre ciruelo, almendro amargo o sobre el ya referido melocotonero.
  • Cerezo sobre ciruelo o sobre otra variedad de cerezo.
  • Albaricoquero sobre ciruelo, melocotonero, nectarina, paraguayo y almendro amargo.
  • Injerto de manzano sobre manzano.

Injertos 2

  • El membrillo se puede injertar sobre otro membrillo, sobre peral o sobre níspero.
  • El limonero se puede injertar sobre otro limonero o el naranjo amargo.
  • Los injertos del almendro se pueden aplicar sobre albaricoquero, otros almendros, ciruelos, melocotoneros, paraguayos y nectarinas.
  • El peral se puede injertar sobre otra variedad de peral y sobre el árbol del membrillo.
  • La lima, el pomelo, el mandarino, el tangelo, la chironja y el naranjo se puede injertar sobre cualquier otro cítrico.
  • El olivo se puede injertar sobre otra variedad de olivo o de acebuche.
  • El paraguayo se puede injertar sobre el melocotonero, el almendro, la nectarina, el ciruelo, otro paraguayo o el albaricoquero.
  • El avellano solo se puede injertar sobre otro avellano. Igual ocurre con la encina, el granado, el caqui, el manzano, la higuera, la vid o con el azufaifo.

Aunque todos los casos se refieren a árboles frutales en la actualidad se están injertando también variedades de hortalizas. Un trabajo que ha ofrecido nuevas variedades al mercado de comestibles.

En todos los casos, hay que recordar que para que los injertos funcionen adecuadamente,  los cortes en la corteza deben ser limpios, profundos; deben protegerse con cinta elástica o un material similar y que deben realizarse siempre antes de que los árboles comiencen a germinar.

Fotos: pixabay.com ; wikipedia.com


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share