Guía de Jardinería

Soluciones a problemas de las plantas de interior Artículo Publicado el 19.04.2018 por Flavia

Una planta saludable no le hace caso a las enfermedades. No obstante, si percibes que algo no va muy bien en tus plantas de interior, deberás acudir a una solución antes de que esté mal se extienda por todas tus plantas. Si te preocupa el estado de salud plantas, continúa leyendo este post para conocer algunas soluciones a problemas de las plantas de interior.

Una planta mal ubicada, nunca será saludable y, por ende, será propensa a enfermedades. Una vez que la planta está enferma, se deteriorará rápidamente, por lo que es importante actuar de inmediato para aplicarle el tratamiento apropiado.

Manchas

Las manchas de hongos en las hojas varían desde zonas minúsculas a grandes que se extienden por toda la hoja. Después las hojas se tornan amarillentas y, luego, amarronadas. Esto último indica que todas las células de las hojas se han destruido. Para controlar las manchas de bacterias de las hojas de tus plantas de interior, rocíalas con un fungicida líquido de cobre y retira y quema las hojas enfermas.

Moho

El oídio es una enfermedad que se presenta como un polvo fino de color blanco, principalmente en las hojas, aunque también puede afectar a las flores. Rocía la planta con un fungicida que contenga benomil durante dos o tres semanas cuando la planta esté seca. Para impedir este moho, espolvorea tus plantas con azufre flor cada 10-14 días.

Raíces y tallos

La gran mayoría de las plantas de interior son reacias a que sus raíces estén siempre húmedas, salvo las Azaleas y los Helechos. Cuando las hojas se tornan amarillentas, se marchitan y caen prematuramente, es probable que un hongo esté atacando la planta en las raíces o en los tallos. Los tallos pueden tornarse negros y blandos. Riega la planta de inmediato con benomil y evita anegarlas en agua para evitar que se pudran, sobre todo en otoño e invierno.

Musgo gris

El musgo gris, moho gris o botritis es una enfermedad que ataca a las plantas carnosas cuando están excesivamente húmedas. Este hongo se presenta con un aspecto marrón grisáceo y es velludo. Generalmente, ataca a las hojas viejas y flores ajadas y, una vez agotadas estas fuentes nutritivas, ataca a los tejidos sanos de la planta. Retira todas las hojas marchitas o dañadas y las flores que estén mustias y rocía la planta con un fungicida que contenga benomil.

Podredumbre

La podredumbre es un mal que tiende a atacar las plántulas y los esquejes. De repente, una plántula que creías que estaba en buen estado, puede inclinarse y morir. Si observa la planta, descubrirás que la base del tallo se ha marchitado y que su color es blanco. Este problema lo genera un hongo diminuto que vive en los recipientes sucios, o bien puede hallarse en un compost contaminado. También es probable que el origen de este hongo se encuentre en el agua que estás utilizando para regar la planta. Sin importar cuál es la causa, no hay nada que puedas hacer para salvarla. Deshazte de ellas, quemándolas de ser posible. Para salvar al resto de las plántulas y esquejes, rocíalas con un fungicida líquido a base de cobre.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share