Guía de Jardinería

Plantas que atraen libélulas para controlar los mosquitos Artículo Publicado el 08.07.2019 por Flavia

La naturaleza cada día me sorprende más por como protege las cosas a su manera. Cuando era pequeña veía como el jardín de mi mamá se poblaba de libélulas cada noche en los meses más cálidos del año y luego entendí que lo hacían para controlar la población de mosquitos que merodeaban en él en cuestión de segundos. Si tú también tienes muchos mosquitos en tu jardín que te impiden poder salir a disfrutar del mismo, a continuación te diré cuáles son las plantas que atraen a las libélulas para controlar los mosquitos de una forma natural.

Quizás también te puede interesar: Cómo crear un jardín de libélulas (y por qué)

Las libélulas son los mejores depredadores de los mosquitos y no solo se alimentan cuando ellos son adultos sino que también comen las larvas que habitan en el agua. Las libélulas pueden llegar a comer hasta 100 mosquitos por día, e incluso más.

Veamos ahora cuáles son las plantas que atraen a las libélulas que comen mosquitos:

Susana de ojos negros

La Rudbeckia hirta como se la conoce científicamente, atrae libélulas, mariposas y otros polinizadores. Estas flores silvestres de color amarillo brillante se adaptan a cualquier tipo de suelo y requieren plena luz solar y un riego regular para florecer.

Algodoncillo de México

El algodoncillo de México o soldadillo de México, botánicamente conocido como
Asclepia incarnata, produce atractivas flores blancas y rosadas que vuelven cada año (ya que se trata de una planta perenne) y son perfectas para atraer a las libélulas,  a las avispas, a las abejas y a las mariposas. Crece mejor en suelo húmedo y arcilloso y a pleno sol.

Eupatoria púrpura

Es atractiva planta produce flores de color rosa pálido-púrpura que permanece desde mediados del verano hasta el otoño. Atrae  a las libélulas que comen mosquitos, a las mariposas y a las abejas. Esta planta puede llegar a alcanzar una altura de entre 90 cm hasta 360 cm. Sus flores vienen además con una ligera fragancia de vainilla que se vuelve mucho más intensa cuando se les aplasta. Crece bajo la luz solar total o parcial y se produce naturalmente en bosques húmedos o prados.

Milenrama

La Achillea millefolium  es una flor silvestre perenne que produce una gran cantidad de racimos repletos de flores de color blanco cremoso. Su follaje es resistente a las enfermedades y atrae libélulas, mariposas y pequeñas avispas. Prospera a pleno sol, en un suelo húmedo y bien drenado.

Punta de flecha de hoja ancha

Científicamente conocida como Sagittaria latifolia, esta planta es una perenne acuática que se eleva por encima del nivel del agua hasta una altura de 90 cm. Sus hojas tienen forma de punta de flecha, de ahí su nombre, y viene con pequeñas flores blancas con centro amarillo que crecen en la parte superior del tallo. Esta planta es atractiva para las libélulas pues no solo les encanta pasar el rato en donde ella está sino que también la utilizan para poner huevos.

Cola de caballo de agua

También conocida como equisetum fluviatile, es una planta  ideal para un estanque, y sus tallos se elevan fuera del agua. Se cultiva mediante rizomas de 5 cm debajo del suelo en el borde de un estanque o en un área húmeda. Una vez que se establece puede soportar cortos periodos de clima seco. Es feliz en sombra parcial o a pleno sol.

Lirio de agua

Los nenúfares son el lugar predilecto para que las libélulas adultas pongan sus huevos. Se pueden cultivar a partir de tubérculos plantados en macetas debajo de la superficie del agua. La planta luego envía tallos con hojas redondeadas y flores en forma de estrella que flotarán en la superficie. Para que la planta se mantenga sumergida añade algunas rocas.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share