Guía de Jardinería

Plantas bulbosas de otoño e invierno Artículo Publicado el 05.06.2018 por Flavia

El clima fresco y húmedo del otoño es favorable para la floración de algunos bulbos que, aunque tienen flores mucho más discretas que las de otras temporadas, presentan un gran atractivo ornamental. Por otro lado, las plantas bulbosas continúan aportándole color al jardín durante la época más fría del año: el invierno. Para ambas estaciones podrás hacerte de una selección de plantas que decoren tu bello jardín.

Plantas bulbosas de otoño

Azafrán

Entre las plantas bulbosas de otoño se encuentran dos tipos de azafrán diferentes al que se emplea en la cocina: el azafrán otoñal (colchicum autumnale) y el azafrán (crocus sp.).

  • Azafrán otoñal: la planta de 25 cm de alto tiene unas flores muy similares a las del condimento. Son púrpuras y se abren al comienzo del otoño. Esta especie tiene propiedades tóxicas. La distancia de plantación aconsejable es de 25 cm. Los bulbos deben colocarse a 15 cm de profundidad. Se aconseja una exposición a pleno sol.
  • Azafrán: sus flores son rosas, púrpuras o blancas, y la planta posee una altura de 12 cm. Tras marchitarse, habrá que aplicar un fertilizante que le ayude a acumular las sustancias de reserva que precisa para que florezca al año siguiente. Mantén una distancia de plantación de 10 cm y una profundidad de 8 cm. Precisa una exposición al sol o a media sombra.

Nerine

Es una planta bulbosa muy delicada; no obstante, existen variedades de gran resistencia que en otoño presentan flores vistosas de color rosa oscuro, muy duraderas y agrupadas en un alto pedúnculo. Puede llegar a alcanzar hasta los 60 cm de altura. Para que la planta florezca abundantemente, el suelo debe ser permeable y tendrá que orientarse a pleno sol. La distancia de plantación no debe ser inferior a 15 cm y los bulbos deberán plantarse a una profundidad inferior de 10 cm.

Amarilis

Esta planta, que debe ser entutorada, ofrece flores de diversos colores en forma de trompeta. Sus hojas aparecerán en primavera y desaparecerán en verano; no obstante, la floración se produce en otoño. Posee una altura de 60 cm. Plántala a 30 cm de distancia y a 20 cm de profundidad. Requiere una exposición soleada.

Plantas bulbosas de invierno

Habrá que tener ciertos cuidados para evitar que los bulbos de invierno se pudran, especialmente en aquellos sitios con climas lluviosos y terrenos extremadamente arcillosos. Estas plantas son propensas a las enfermedades.

Ciclamen

Sus flores son rosadas o blancas. Alcanza una altura de 15 cm. Es una planta apropiada para rocallas, pero precisa lugares sombríos y protegidos. Además queda muy bien bajo los árboles y arbustos. Plántala con una separación de 15 cm y a una profundidad de 5 cm. Requiere una exposición a media sombra

Escila

Es una de las plantas bulbosas invierno más bonitas, que cuenta con flores azules o blancas y es muy fácil de cultivar, dado que si la dejas en el suelo, se extenderá formando grupos amplios al cabo de varios años. Su altura es de 20 cm. Regula el riego y utiliza tierras ricas en arena. Los bulbos deben estar separados a 10 cm entre sí y a 10 cm de profundidad. Precisa una exposición al sol o a la media sombra.

Dicentra

Es una planta muy apreciada por la belleza de sus flores blancas y rosas en forma de corazones colgantes. Alcanza una altura de 40 cm. Requiere un suelo rico en materia orgánica, constantemente húmedo y una exposición a la semisombra. Para que la planta se llene de flores, aplica abono potásico y limita los nitrogenados. Sus bulbos deberán tener una separación de plantación de 45 cm y una profundidad inferior a los 5 cm.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share