Guía de Jardinería

La higuera: ventajas y peligros Artículo Publicado el 02.09.2014 por Carolina

La higuera es un árbol frutal, de origen asiático, que crece cultivada o de manera salvaje en zonas de clima templado, especialmente en la cuenca mediterránea. Se trata de un árbol de tamaño medio que, controlado, puede alcanzar los cinco metros de altura. De manera salvaje puede llegar a los diez metros de longitud.

higuera-5

En la actualidad se cultivan tres variedades de higueras:

  • La higuera de esmirna: que requiere polinización por la denominada avispa del higo para poder obtener frutos.
  • La higuera común: que no necesita polinización.
  • La higuera de San Pedro: que no necesitan polinización y que da brevas.

Antes de plantar una higuera en nuestro jardín cuando llega el otoño o a principios del invierno, debemos conocer sus ventajas, pero también los peligros que acarrea su inclusión en nuestro terreno.


higuera-4

Entre las ventajas se encuentran:

  • La higuera da dos tipos de frutos: el higo y la breva. El higo madura al final del verano. Si no le ha dado tiempo a madurar lo hace durante la primavera siguiente y se denominará breva.
  • Tanto las brevas como los higos, son dulces y se pueden consumir frescos o secos, lo que multiplica sus posibilidades de uso en la cocina. Además, contiene mucho potasio, múltiples vitaminas y calcio.
  • Se reproduce por esquejes, por lo que de una higuera podemos obtener otras muchas. Incluso podemos utilizar los vástagos que crecen al pie del árbol.
  • Se puede cultivar como bonsái ya que responde bien a la poda y se adapta al espacio de una maceta. En este caso tendremos que cortar las raíces circulares antes de plantarla.
  • No necesita mucha agua (en muchos lugares solo recibe la que le llega en forma de lluvia) y resiste bien la sequía y las temperaturas extremas. No soporta, sin embargo, los vientos invernales, de ahí que debamos localizarla en un lugar resguardado de estos aires.


La higuera: ventajas y peligros

Entre los peligros que acarrea la plantación de una higuera en nuestro jardín se encuentran las siguientes:

  • Hay que podarla una vez al año, retirando las ramas más viejas de la planta y controlando así el crecimiento de la misma y la producción de hojas, que siempre va en detrimento de la producción de fruto.
  • Es muy importante controlar la extensión de su copa ya que tiene a expandirse y cuando nos demos cuenta se ha podido meter en la casa vecina.
  • Sus raíces son muy fuertes y crecen de manera lenta pero constante. Debemos plantarla en un lugar aislado del jardín, lejos de la casa, de la piscina o de cualquier construcción, pues con el tiempo puede levantar el hormigón sin problemas. Incluso si esta localización se encuentra a varios metros del árbol. Lo ideal es plantarla cerca de una formación rocosa para que las raíces limiten su crecimiento. Como en el caso de las hojas, si las raíces son muy fuertes y grandes se pierde producción de fruto.
  • Para mantener a raya las raíces de una higuera se puede excavar en el suelo e ir comprobando su dirección y tamaño. Si resulta excesivo, podemos construir paredes de hormigón en torno a ellas y limitar su dispersión. Eso sí, en caso de poner esta práctica en marcha, deberemos asegurarnos que va a tener un buen drenaje pues un encharcamiento acabaría con la planta.

higuera-6

Fotos: tmartintamayo.blogspot.com ; conformeadios.wordpress.com


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share