Guía de jardinería

Conocer las características de las malas hierbas Artículo Publicado el 28.06.2013 por Javi, 0 comentarios

Debemos conocer a las malas hierbas y sus distintas características si queremos luchar contra ellas debida y eficazmente. Todas no son iguales y por tanto no podemos tratarlas a todas por igual, las hay anuales y perennes, de enraizamiento profundo y superficial, hemos de adaptar nuestras técnicas de eliminación de las malas hierbas a sus características particulares.

Características de las malas hierbas 01

Malas hierbas anuales y superficiales

Las plantas anuales se reproducen por semillas que por lo general germinan en primavera, florecen en verano, dispersan sus semillas en otoño y mueren en invierno. Sólo las semillas son resistentes al frio y pueden pasar todo el invierno en forma latente hasta la llegada de la primavera. Algunas variedades sin embargo pueden producir varias generaciones al año. Las malas hierbas más comunes entre las anuales son el tártago, el bledo, la pamplina, el oxalis y muchas más. Al ser de enraizamiento superficial son fáciles de arrancar con la mano o con la azada, hay que darse prisa pues pueden formar semillas muy rápido, cinco semanas le cuesta tan solo a la hierba cana. La mayor dificultad para combatirlas suele darse cuando aparecen de forma masiva en un campo recién preparado para la siembra, hay que adoptar entonces la técnica de la falsa siembra.

Leer más…

La dedalera, una peligrosa belleza Artículo Publicado el 15.06.2013 por Javi, 0 comentarios

Esta curiosa y bella planta, aunque su floración es lo más espectacular, es originaria del sur de Europa y Oriente Medio, norte de África y Asia central. Se ha expandido, introducida por el hombre, en casi toda América. Su nombre científico es Digitalis purpurea y proviene de la forma y color de sus flores, así en latín digitus significa dedo y purpurea hace referencia al color morado de sus flores.

la-dedalera-una-peligrosa-belleza-01

Se trata de una planta bienal que florece desde entrada la primavera hasta casi el final del verano. Tras la floración produce un enorme número de semillas que aseguran la perpetuidad de la especie. Después la planta muere, la gran producción de semillas, en torno a dos millones por planta se debe a que muchas de ellas son alimento para muchos insectos y otros animales. Si cortamos las flores la planta no podrá formar las semillas y se la puede mantener por más tiempo en el jardín.

Leer más…

Malas hierbas, sabroso alimento Artículo Publicado el 11.06.2013 por Javi, 1 comentario

El jardinero responsable y comprometido con la conservación de la naturaleza no se vale de herbicidas en su jardín. Arranca las malas hierbas con sus propias manos para dejar que sus plantas no se sientan apabulladas por estas resistentes y persistentes plantas que llamamos en general malas hierbas. Pero estas llamadas malas hierbas en muchas ocasiones son comestibles y tienen sabores característicos que podemos aprovechar.

Malas hierbas 1

Lógicamente hemos de limitar el crecimiento de estas hierbas silvestres para que no dejen a las que nosotros sembramos sin espacio ni alimento. Las hierbas silvestres siempre tienen las de ganar, pues al fin y al cabo ellas estaban antes, son plantas muy bien adaptadas al terreno en el que crecen y son muy resistentes. Arrancaremos el exceso y desecharemos las que no tienen valor alguno pero aprovecharemos las que tienen valor culinario para descubrir nuevos sabores y dar un toque natural a nuestras ensaladas, tortillas y guisos. El diente de león (Taraxacum officinale) ha sido una verdura tradicional en la cuenca mediterránea desde la Antigüedad, hay pruebas documentales de su uso por los romanos pero seguro que antes ya se consumía. Se pueden usar sus hojas y flores para ensaladas y revueltos.

Leer más…

Cómo cultivar girasoles ornamentales Artículo Publicado el 02.05.2013 por Javi, 3 comentarios

Los girasoles ornamentales son una amplia serie de diversos tipos de Helianthus annuus y los hay en una amplia gama de colores entre el amarillo y el rojo. Son muy vistosos y atractivos y si queréis tenerlos en vuestro jardín a continuación os mostraremos cómo podéis cultivarlos con facilidad. En la imagen inferior podéis admirar un bello ejemplar de Helianthus annuus «earthwalker». Los girasoles ornamentales no se han de confundir con la  Echinacea purpurea, a la que en algunos lugares también se la conoce como girasol ornamental.

Cultivo de girasoles 1

A principios de la primavera es el momento oportuno para sembrar las semillas en macetas de 9 cm de diámetro. Utilice para formar el suelo de cultivo una proporción igual de arcilla, perlita y arena. Dejaremos las macetas sembradas en un lugar cálido, el invernadero si tenemos o dentro de casa, durante un periodo de tiempo de entre siete a diez días, en este lapso de tiempo deben germinar las semillas cultivadas.

Leer más…

Cultivo de primula vulgaris o primavera Artículo Publicado el 28.02.2013 por Javi, 0 comentarios

La primavera o primula vulgaris recibe su nombre por ser la primera planta en florecer en primavera en gran parte de Europa. Su nombre procede del latín medieval prima rosa de ahi derivó en francés antiguo primerose y de éste pasó al inglés como primerose. En español directamente recibe el nombre de la estación en que florece. Esta planta es originaria de Europa y crece desde las islas Feroe hasta los Balcanes y por el sur llega hasta el norte de África.

Cultivar la primula vulgaris o primavera 1

La primula vulgaris podemos usarla como planta de cobertura en las zonas ligeramente sombreadas del jardín. Al pie de árboles o arbustos nos controlará la aparición de malas hierbas al formar una cobertura del suelo. Esta planta requiere un suelo rico en humus y cargado de humedad, éste es el único inconveniente para combinarla con otras plantas.

Leer más…

Mejorar la tierra con abono verde Artículo Publicado el 12.02.2013 por Javi, 2 comentarios

El abono verde consiste en cultivar algunas plantas con virtudes casi milagrosas, permiten consevar y aumentar incluso la riqueza del suelo al tiempo que lo protejen de las malas hierbas. Son verdaderas bombas de nitratos, potasio, azufre y otras sales minerales. Crean una cobertura vegetal que retiene estas sales minerales, protegiéndolas de la lixivación sobre todo en otoño e invierno. Por cierto, cubren y protegen la tierra, previenen la erosión y después de su corte y posterior degradación pasan a formar parte del humus con lo que mejoran la estructura del suelo. Beneficios que bien merecen que las tengamos en cuenta.

Abono verde para la tierra 1

En la primavera, antes de los cultivos de verano. Los abonos verdes son perfectos para ocupar la tierra antes de los cultivos de final de primavera, especialmente aquellos que se propagan como la calabaza, calabaza, melón, pepino o incluso entre las filas de tomates, pimientos y berenjenas. Sembraremos el abono verde en cuanto pasen los fríos más duros del invierno.

Leer más…

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share