Guía de Jardinería

Enfermedades del rosal: hongo “punto negro” y cenizo Artículo Publicado el 20.12.2014 por Carolina

Si hemos plantado rosales en nuestro jardín o terraza debemos saber qué enfermedades pueden sufrir para protegerlos o para acudir al remedio adecuado en caso de que sufran algún tipo de infección.

Hongo "punto negro"

Hongo “punto negro”

Las plagas más populares de los rosales son los hongos y de entre las enfermedades el cenizo o mal blanco. Se materializa en un polvillo blanco o gris claro que aparece en las hojas, los tallos y el tallo de la planta. Hace que las hojas se vuelvan de color amarillo, se sequen y se caigan.

Se trata de una enfermedad que ataca las partes jóvenes de la planta, por lo que para evitarlo debemos aplicar tratamientos en primavera, cuando la planta está en constante crecimiento. Para ello se emplean productos sistémicos que penetran bajo la epidermis de las hojas, haciendo que pasen a la savia de manera directa. Las aplicaciones deben hacerse cada 15 días en primavera y cada mes y medio durante el otoño.

Cenizo o mal blanco

Cenizo o mal blanco

Entre los productos más populares para tratar el cenizo de los rosales están los siguientes:

  • Azufre: Es muy efectivo aunque no se puede utilizar cuando las temperaturas superan los 32 grados centígrados, pues se pueden quemar las hojas.
  • Antioidios sistémicos. Son más caros que el azufre aunque también más efectivos ya que penetran directamente en la hoja.
  • Aceites de invierno. Se aplican sobre los tallos y asfixia a los insectos que se quedan en el interior de la planta. Es muy eficaz para acabar con huevos de pulgones y de ácaros así como con algunas esporas de hongos. Nunca se aplican sobre las hojas (por eso es conveniente hacerlo en invierno, cuando ya las han perdido).

Para prevenir que aparezcan las enfermedades en nuestros rosales podemos adquirir los siguientes hábitos:

  • Eliminar las malas hierbas que rodean la planta. Así evitaremos que crezca, por ejemplo, la corrigüela, una mala hierba que siempre posee el cenizo y que la extiende por todo el jardín.
  • Evita que se mojen las hojas y las flores con el riego, pues favorecen la aparición de enfermedades.
  • Riega las plantas a primera hora, evitando exponer las hojas al calor máximo, pues de otra forma podrías debilitarlas.
  • No plantes los rosales juntos ya que se hacen competencia entre ellos para adquirir nutrientes, agua, espacio, etc.
  • Tampoco plantes tus ejemplares en terrenos que se encharquen o que tengan mucha cal.
  • Abona todos los años con nitrógeno, fósforo y potasio. Con estos tres elementos conseguiremos fortalecer las hojas, favorecer el desarrollo de las raíces y aumentarás el desarrollo de las plantas frente a las enfermedades.
  • Quema los restos de la poda, sobre todo si han estado afectados por plagas. Solo de esta manera conseguiremos que no se propague la enfermedad.

Inspecciona tus ejemplares con cierta regularidad. Solo de esta manera detectaremos las enfermedades a tiempo y podremos evitar plagas.

Fotos: wikipedia.org


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (3)

  • Pingback: Bitacoras.com 21 de 12 de 2014 [..] [..]

  • Responder

    Nombre de Usuario ha escrito el 21.12.2014 a las 23:44

    muchas gracias,lo tendre en cuenta

  • Responder

    Rosana ha escrito el 02.04.2017 a las 23:49

    Mis rosales les salio una plaga que parecian manchitas, los invadio todos y los seco.. No se que plaga fue.. Los trate con agua con jabón y tambien me los fumigaron, no los pude salvar.
    Ahora una de mis palmitas tiene la misma plaga.. No se como tratarla.. He leido los artículos de plagas pero no viene ninguna como la que les salio a mis rosales.

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share