Guía de Jardinería

Compost para orquídeas Artículo Publicado el 23.05.2018 por Flavia

El compost normal no es poroso para las Orquídeas, pero puedes comprar un compost especial para ellas en cualquier tienda, aunque lo más fácil es que lo hagas tú mismo. Existen tantas fórmulas de compost para orquídeas como libros sobre este tema y, a continuación, te dejaré dos recetas simples pero eficientes y apropiadas no solo para los orquídeas terrestres, sino también para las epifitas.

Helecho Osmunda

El truco es lograr un compost que absorba mucha agua, pero a su vez que se deshaga de la sobrante rápidamente. Lo más importante es que el aire circule libremente a través de él. Existe un material extremadamente poroso conocido como fibra de Osmunda.

Se trata de las raíces desecadas o trituradas del helecho Osmunda. Este material se importa del Japón, lo que lo hace bastante caro. Afortunadamente, existen otros materiales que lo reemplazan y que se consiguen fácilmente.

La corteza de pino, es excelente para mantener el medio de crecimiento aireado. Se la suele combinar con musgo esfagnáceo y turba, ambos materiales conservan la humedad. Cuanta más turba tenga la mezcla, más conservará la humedad, de modo que si tiendes a regar en exceso, más que a conservar seca la planta, lo mejor será no mostrarse muy generoso a la hora de agregar la turba a la mezcla.

También le puedes incorporar unos trozos de carbón que ayudarán a contrarrestar la acidez natural de la turba y mantendrán la mezcla dulce. No hay necesidad de agregar fertilizante, dado que las orquídeas no toleran un medio de crecimiento muy rico. En cambio, se aconseja aplicar un fertilizante foliar durante la etapa de crecimiento.

Compost 1

Utiliza una medida de corteza de pino triturada, una medida de vermiculita, una medida de turba, una medida de musgo esfagnáceo y dos o tres trozos de carbón.

Compost 2

Usa una medida de turba, una medida de fibra de Osmunda troceada o de corteza de pino triturada y dos o tres trozos de carbón.

Luego del período de floración o justo antes de que empiece la temporada de crecimiento llegará el momento ideal para rehacer las orquídeas a través de un cambio de compost y de maceta. Una de las cosas que hace que el cultivo de los orquídeas sea distinto al del resto de las plantas de interior es el tipo de compost que utiliza.

La gran mayoría de los orquídeas que se cultivan como plantas de interior son epifitas y, por tanto, crecen sobre arbustos, árboles o rocas. Es decir que sus raíces no precisarán ningún medio en el que crecer; no obstante, cuando disponen de él, tiene que ser aireado y contar con un excelente drenaje para que las raíces no se pudran. La textura del compost viejo y gastado se deteriora y la planta no crecerá de forma adecuada.

Una manera de comprobar si el compost está en condiciones es introducir el dedo en él. Si ofrece cierta resistencia, significa que no reúne las condiciones necesarias y, por tanto, tendrás que sustituirlo.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share