Guía de Jardinería

Cómo salvar un cactus moribundo antes de que sea tarde Artículo Publicado el 28.10.2020 por Flavia

Se sabe que los cactus son plantas resistentes que requieren de un cuidado y de una atención mínima, lo que los hace excelentes para sembrar en un contenedor o para tener en el interior del hogar. No obstante, pese a que sus necesidades de riego y mantenimiento son bajas, no son inmunes a los problemas que pueden incluso ocasionarles la muerte. Afortunadamente, con estos consejos podrás identificar lo que está provocando la muerte de tu cactus y salvarlo antes de que sea tarde.

Quizás también te pueda interesar: Cómo trasplantar un cactus en el jardín

Los cactus que se riegan en exceso pueden mostrar la base de la planta ennegrecida como así también las hojas y los tallos, y eventualmente tener las raíces podridas. Si ves estos signos en los cactus, verifica de inmediato sus raíces y si están blandas y negras, entonces tendrás que actuar rápidamente para salvarlos.

  1. El primer paso para salvar un cactus moribundo es quitándolo de la maceta y envolviéndolo con papel periódico.
  2. Da vuelta y verifica el estado de los tallos y de las raíces. Si la mayoría de las raíces son blancas, corta las negras y las amarronadas. Si, en cambio, notas que la mayoría de las raíces son negras y marrones, entonces tendrás que cortar toda la podredumbre con un cuchillo.
  3. Una vez hecho eso, deja secar el cactus por varios días hasta que se forme una costra gruesa en las partes cortadas.
  4. Trasplanta el cactus en una nueva maceta con tierra suculenta o para cactus.
  5. Riega correctamente para evitar nuevos problemas. Ten en cuenta que solo deberás hacerlo cuando los 2.5 cm superiores de la tierra estén completamente secos.

Si un cactus tiene poco riego, sus hojas se marchitarán y caerán y se pondrán marrones o pálidas. Si esto sucede tendrás que llevar a cambo el siguiente tratamiento para salvar un cactus moribundo:

  1. Remoja el cactus temprano por la mañana para intentar salvarlo.
  2. Transfiérelo a otro lugar donde la luz solar no sea intensa.
  3. Tu cactus debería recuperarse al cabo de unos días.

Si el tejido del cactus está ablandado o blanqueado, se debe al daño del frío. Aunque es difícil de tratar, aun es posible revivir un cactus moribundo:

  1. Como primer paso deberás esperar hasta que las áreas ablandadas se vuelvan negras.
  2. Luego, en un día soleado y caluroso, corta las partes negras para evitar que el cactus se muera.
  3. En un par de meses más, en las secciones cortadas brotará un nuevo crecimiento y las partes dañadas por el frío desaparecerán.

Si el cactus está alto y delgado, probablemente el causante de esto sea la falta de luz solar. La única forma de arreglarlo es moviendo el cactus a una ventana orientada al sur.

Las marcas blancas o amarillas en los cactus significan que está empezando a quemarse con el sol. Si notas estos signos, haz lo siguiente:

  1. Mueve el cactus a un sitio sombreado.
  2. No retires las partes quemadas por el sol, ya que se curará solo.
  3. Reduce el riego y controla el cactus frecuentemente para saber si está curándose bien y si está libre de plagas y enfermedades.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: No hay cuenta conectada.

Por favor, ve a la página de ajustes de Instagram Feed para conectar una cuenta.

Guía de jardinería

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share