Guía de Jardinería

Cómo cultivar hierbas frescas en el interior Artículo Publicado el 27.12.2018 por Flavia

Cocinar con hierbas hace la diferencia, pero las secas a veces son insulsas, y los manojos de hierbas frescas que venden en el supermercado o en la verdulería se vuelven caros. Entonces, ¿por qué no hacer crecer tu propio jardín de hierbas frescas en el interior? ¡Esto es todo lo que necesitas para iluminar el alféizar de la ventana y darle a tu cocina hierbas frescas durante todo el año!

hierbas frescas

Quizás también te pueda interesar: Frutas, verduras y hierbas que puedes cultivar en macetas

Elige hierbas para interior

No a todas las hierbas les gusta el interior. Algunas como el eneldo y el hinojo se vuelven enormes, por lo que tampoco son buenas opciones. Y otras, como la mejorana, no le gusta estar en el antepecho de la ventana. La albahaca sí puede ser resistente, ya que precisa temperaturas que ronden los 20 °C. No obstante, a veces la única manera de saber lo que funcionará en tu casa es probándolo.

¡Plántalas!

Si el riesgo de las heladas ha pasado, desentierra un pequeño grupo de tomillo o cebolleta y lleva al interior. Para otras hierbas como la menta, corta una rama un centímetro por encima de la unión para que crezcan nuevas ramas en su lugar y colócala en un vaso de agua. En una semana, aparecerán raíces blancas. Espera un par de días para que las raíces crezcan un tamaño considerable y agrégale más agua al vaso conforme lo vaya necesitando. Asegúrate de cambiar el agua cada cuatro días para evitar la putrefacción.

Trasplanta la ramita enraizada a 5 cm de profundidad en una maceta de 30 cm de diámetro con tierra y polímero retenedor de agua, vermiculita o perlita. Proporciónale sol matutino y sombra parcial por la tarde, y mantén la tierra húmeda. Muchas otras hierbas, como el perejil o la albahaca, pueden plantarse a partir de semillas.

Proporciónale la luz apropiada

El mayor desafío para cultivar hierbas frescas en el interior es la luz, dado que la mayoría de ellas requiere al menos seis horas de luz intensa. Escoge el alféizar de una ventana que esté orientado hacia el sur o el sudoeste. Las ventanas orientadas al este y al oeste a menudo funcionan bien.

Invierte en una luz para cultivo

Si solo tienes una ventana orientada al norte, es hora de que adquieras una bombilla de luz para el cultivo que puedas colocar en cualquier lugar de tu casa. Esta es una excelente opción si comienzas a partir de semillas.

¡Riega!

Finalmente, asegúrate que las macetas tengan un agujero de drenaje en la parte inferior y coloca un platillo con agua debajo de cada maceta para que no se arruinen los muebles o el alféizar de la ventana a la hora de regar. Riega sin excederte, solo para mantener el suelo húmedo y fertiliza regularmente con un fertilizante líquido para plantas.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (0)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share