Guía de Jardinería

Qué tipos de podas hay Artículo Publicado el 06.11.2012 por Libelula

Existen métodos y reglas que son importantes tener presentes a la hora de realizar la poda, para que la misma sea un éxito.

tipos de poda

Entre dichos métodos encontramos: la de formación, limpieza, rejuvenecimiento y la de floración y fructificación. Conozcamos un poco más de ellas.

Poda de formación

El propósito de esta poda es lograr que las ramas de una planta tengan una estructura fuerte y equilibrada. Es realizada en los primeros años, y, especialmente, en el momento de la plantación, cuando la plantas aún es joven. Esta poda no solo equilibra la forma del árbol o arbusto, sino que además estimula su crecimiento. Generalmente, dura entre dos y tres años. Sirve para rectificar la forma y extraer algunas ramas torcidas o entrecruzadas, respetando la silueta natural de la planta. Se hace en todas las plantas ornamentales leñosas. Un ejemplo, son arbustos y enredaderas y árboles (especialmente, arbolado urbano).

Poda de limpieza

La misma se basa en cortar o quitar las ramas secas o enfermas, los chupones (los brotes que crecen del pie o del portainjerto) y las ramas que se cruzan demasiado. De esta manera, se abre el interior de un arbusto cuando está muy tupido, facilitando el paso de luz y aire. Esta técnica puede usarse en cualquier especie, y ayuda a mantenerlas saludables. En el caso de las herbáceas perennes, debe realizarse con frecuencia para que permanezcan lozanas.

Poda de rejuvenecimiento

Es aquella que sirve para rejuvenecer cualquier planta vieja. Es una poda drástica en la que se quitan las ramas más gruesas desde la base de su crecimiento. De esta manera, se estimula la nueva formación de ramas. La vejez de una planta se reconoce por la aparición de enfermedades (debilitamiento general), tallos más finos, presencia de líquenes, hongos externos en la corteza, poca floración y hojas de menor tamaño, con falta de brillo. Generalmente, las podas de rejuvenecimiento se practican al final del invierno.

Poda de floración y fructificación

Es realizada para obtener mejores flores y frutos. Sucede porque a veces muchas plantas dejan de florecer en todo su esplendor. Para ello, es importante saber que ramas florecen (si en las de ese año o en las del anterior) y en qué parte de la planta (en las puntas de las ramas, como la magnolia, o a lo largo de la rama, como la forsitia). Si mejoramos la floración, lograremos una mayor fructificación. Esto es muy importante cuando los frutales no los plantamos solamente por su valor ornamental.

Foto: garden-gear.co.uk


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share