Guía de Jardinería

Plantas que te ayudan a combatir plagas en tu jardín Artículo Publicado el 10.09.2012 por Libelula

La propia naturaleza, a través de una gran variedad de plantas, te ayuda a controlar y combatir las plagas de insectos que puedan originarse y vivir en tu jardín o huerto.

Normalmente, este tipo de plantas sirve para reducir considerablemente y controlar la población de insectos no eliminándolos al 100%, consiguiendo así un equilibrio ecológico.

Los insectos más comunes que nos podemos encontrar y que se alimentan de los cultivos de nuestro jardín o huerto varían considerablemente dependiendo de la zona donde nos encontremos y el tipo de plantas que tengamos. Aún así, es usual encontrarnos con termitas, hormigas, arañas, chinches, pulgones, moscas, caracoles, babosas, ácaros, orugas y mosquitos.

Romero

Es una planta aromática que protege a todo tipo de verduras y hortalizas como las zanahorias, tomates, judías o coles de insectos tales como la mosca, pulgones y crisomela. Lo único que hay que hacer es plantar romero cerca de estas plantas.

Salvia

Sirve también para ahuyentar moscas y pulgones de verduras y hortalizas como la zanahoria y el repollo.

Albahaca y jazmín

El olor que desprenden estas plantas ahuyenta a las moscas y mosquitos. Es por tanto, ideal plantarlas cerca de ventanas y terrazas para evitar picaduras indeseables.

La albahaca, además, también se puede plantar cerca de tomates o coles para que no sean atacadas por insectos como chinches.

Ajenjo

En forma de infusión pulverizando sobre los cultivos, repele a gran número de insectos como pulgones, hormigas, ácaros, orugas, roya, moscas o babosas.

Tomillo

Es otra planta aromática como el romero, la menta, la albahaca o el estragón. Todas estas plantas ayudan a disminuir la población de arañas, hongos o pulgones y, también, hace tanto que hormigas como moscas no entren en casa.

El tomillo y la manzanilla atraen a insectos beneficiosos como las abejas que repelen a las moscas o mariposa blanca de la col y repollos.

Ajo y cebolla

Colocar ajo y/o cebolla cerca de determinados cultivos como la zanahoria ayuda a repeler la mosca. Además, si queremos evitar que semillas, granos o plantas y raíces sean atacados por gorgojos, pulgones o bacterias es aconsejable pulverizar estas zonas con una infusión a base de ajo o cebolla.

La planta del ajo también es ideal para que los pulgones no aniden en rosales o frambuesas.

Si consumimos ajo y cebolla cruda mantendremos a raya a los mosquitos y a sus molestas picaduras.

Sábila

Es lo que comúnmente llamamos aloe vera. Una de las funciones que tiene esta planta es la de alejar y matar a las termitas de nuestro jardín. Para ello, abrimos la planta, la combinamos con agua y, al cabo de unas horas, rociamos el líquido contra la colonia de las termitas.

Capuchina

Ayuda a que un gran número de insectos tales como mosquitas y pulgones no se acerquen a los árboles frutales y hortalizas y verduras. Lo único que hay que hacer es plantar capuchina cerca de este tipo de cultivos para que no se aproximen a ellos.

Ceniza

No desaproveche la ceniza procedente de cualquier tipo de árbol o planta que hayamos tenido que quemar porque si la esparcimos al lado de determinadas plantaciones ahuyenta a los caracoles y las babosas.

Todos estos remedios naturales ayudan a regular la población de pequeños bichos. Por lo tanto, si identificamos en nuestro jardín o huerto una sobrepoblación excesiva de cualquier tipo de insecto, la mejor solución es contactar con especialistas que garanticen el control de plagas.

Fotos: foto 1 ; foto 2 ; foto 3


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

© 2016 www.guiadejardineria.com