Guía de Jardinería

El cultivo de la palmera fénix enana Artículo Publicado el 27.10.2016 por Javi

La palmera fénix enana, Phoenix roebelenii, pertenece a la familia Arecaceae y se originó en Tailandia y Vietnam aunque gracias a su éxito se ha popularizado por todo el mundo. Se la conoce popularmente por diversos nombres: palmera enana, palmera Phoenix, palmera datilera enana y muchos otros. Su principal característica es el tamaño, puede alcanzar hasta 4 metros de altura en condiciones ideales de cultivo pero en la mayoría de los casos no superará el metro de altura. Esto la hace ideal para cultivar en cualquier jardín, sea cual sea su tamaño, también nos permite cultivarla en maceta en un patio o terraza o incluso en interior.

el-cultivo-de-la-palmera-enana-01

Su tronco es recto y delgado, apenas 20 cm de diámetro, lo que permite plantar varios ejemplares juntos y conseguir elegantes combinaciones de gran efecto estético. La palmera fénix es una planta dioica, cada ejemplar tiene su propio sexo, y aunque hay algunas leves diferencias entre sexos para el cultivo ornamental corriente no nos afecta. Otra cosa sería si quisiéramos obtener frutos y reproducción.

el-cultivo-de-la-palmera-enana-02

Las flores de la palmera fénix enana son de color amarillo y los frutos tienen color rojo como de vino tinto. Las hojas son pinnadas y de un color verde intenso, típicas hojas de palmera. Son además de gran tamaño pues alcanzan una longitud de hasta 1,5 metros y unos 20 cm de anchura, más largas que el propio tronco de la palmera. Para su cultivo necesitaremos un clima templado o cálido. Puede crecer tanto a pleno sol como en ambientes muy luminosos de interior. De todos modos tolera bastante el frío para tratarse de una palmera de origen tropical.

el-cultivo-de-la-palmera-enana-03

En cuanto al suelo admite muchos tipos siempre que cuenten con un buen drenaje. Sus raíces pudren rápidamente en suelos empapados. El suelo debe ser rico en materia orgánica. La poda de limpieza es la típica que se realiza en cualquier palmera y consiste en eliminar las hojas secas. Hay que actuar con precaución pues tiene unas espinas considerables. Se reproduce por semillas y como hemos dicho al tratarse de una planta dioica necesitaremos al menos un ejemplar hembra si queremos tener semillas propias.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

  • Responder

    Ana ha escrito el 30.10.2017 a las 18:19

    Quisiera saver como son las raices de la palmera Phoenix-Roebelenni

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share