Guía de Jardinería

Cuidados de las dalias Artículo Publicado el 29.11.2011 por Mauricio

La flor impresiona a cualquiera. Es originaria de México, país en el cual es una de las flores más populares. Al ser descubierta por los europeos su belleza los fascinó, a punto tal que fue exportada al Viejo Continente para cultivarla. Los holandeses y los franceses fueron los mayores propulsores del cultivo y de la producción de innumerables especies híbridas de dalias.

La dalia es una planta que sufrió enormes mejoramientos y muchas cruzas, posibilitando la disponibilidad de un vasto número de variedades. Hoy, gracias al surgimiento de varios híbridos, podemos encontrar diversos tipos de dalias, lo que resulta una grand variedad de formas (la llamada pompom, bola, decorativa, etc.) y colores. Son más de tres mil variedades resultados de las cruzas con otras especies, como la sucedida con los crisantemos.

El clima ameno es ideal para el cultivo de esta planta, que en lugares fríos, precisa de un mínimo de cuatro horas de sol pleno. Ya en clima caliente, se recomienda su cultivo a media sombra. Lo ideal es mantener el suelo siempre húmedo. Pero lo más importante a la hora de cultivarlas es que las dalias no toleran vientos, y que precisan  ser abonadas, cada tres meses, con abono orgánico.

Las dalias se agrupan en seis categorías de tamaño:

  • Gigante – más de 10 pulgadas de diámetro.
  • Grandes – 8.10 pulgadas de diámetro.
  • Medio – 6.8 pulgadas de diámetro.
  • Pequeña – 4.6 pulgadas de diámetro.
  • Miniatura – 2.4 pulgadas de diámetro.
  • Mignon – Menos de 2 pulgadas de diámetro.

Cada variación de los pétalos de la dalia es una belleza. Sus pétalos pueden ser de punta, tenues, finos y redondos o una variación de todos ellos. Incluso el color varía de un color sólido a una mezcla pintada de dos a tres colores. A las dalias les gusta la luz plena. Y como no son resistentes al frío se benefician al ser cultivadas en un clima más frío de abundantes lluvias.

Las dalias comúnmente se cultivan de modo anual, pero pueden crecer como una planta perenne, si sus tubérculos se extraen poco después de la primera helada. Ella se propaga fácilmente por división. Basta con plantar los tubérculos y esperar el crecimiento que alcanza entre media a una pulgada completa. La variedad y la intensidad de la flor de dalia es difícil de encontrar en cualquier otra flor.

Fuente: thegardenhelper.com


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share