Guía de Jardinería

Cómo hacer un kokedama paso a paso Artículo Publicado el 28.07.2017 por Javi

El kokedama es una técnica tradicional japonesa para cultivar plantas de interior sin macetas. El contenedor es sustituido por una capa de musgo que ayuda al sustrato a retener la humedad. Se pueden colocar sobre un mueble o cualquier superficie plana o colgados del techo o la pared. A continuación vamos a describiros el paso a paso para montar vuestro propio kokedama.

Aquí tenemos un kokedama colgado de un gancho en la pared pero se puede colocar dónde y cómo queráis. Obviamente si lo vas a situar encima de un mueble procura colocar una bandeja o un bol debajo para que no te lo dañe con la humedad.

Materiales que necesitaremos:

  • Sustrato corriente
  • Sustrato para bonsais (Akadama)
  • Musgo Sphagnum
  • Plantas de interior
  • Hilo o cordel
  • Un recipiente para mezclar el sustrato
  • Agua

Para tener un kokedama en condiciones y que la planta pueda crecer sin inconvenientes necesitamos juntar estos tres materiales. Ellos son la clave del éxito, la turba o sustrato de jardinería, el sustrato para bonsais o Akadama y el musgo Sphagnum.

En un recipiente vertemos sustrato corriente o turba y sustrato para bonsais en una proporción de 7:3, los removemos para que se mezclen bien y agregamos agua. Formamos una masa espesa y le damos forma esférica. Debemos conseguir que la bola de sustratos se mantenga firme y no se desmorone. O sea que hay que añadir el agua con cuidado y poco a poco. Preparamos tantas bolas como plantas tengamos.

El tamaño de las bolas dependerá del de la planta y de nuestro gusto personal. Estas en concreto tienen unos 8 cm de diámetro, son relativamente pequeñas. Ahora les hacemos un orificio, tal como se ve arriba, y plantamos las plantas en el mismo.

Para ello es mejor sacarlas de la maceta y quitarles todo el sustrato que podamos. Cuanto más desnudas dejemos las raíces mucho mejor.

Ponemos las raíces dentro de la bola y la amasamos un poco para cerrar la bola de sustrato alrededor de las raíces de la planta.

Para retener la humedad necesitamos envolver la bola de sustrato con el musgo Sphagnum. Lo extendemos sobre la mesa y colocamos la bola con la planta en el centro. El musgo Sphagnum se vende seco por lo que habrá que humedecerlo un poco para poder trabajar con él. Generalmente en su envoltorio vienen las instrucciones para ello.

Envolvemos la bola de sustrato con el musgo y todo junto lo unimos con el cordel. Poco más o menos es como preparar una pieza de carne rellena. Se necesita un poco de práctica para hacerlo bien pero con tiempo y paciencia nos saldrá perfecto.

Atamos bien el cordel y ya podemos colgar nuestro kokedama o colocarlo donde queramos. Los cuidados que requiere un kokedama son bastante sencillos. Luz indirecta ya que se suele usar para cultivar plantas que no precisen sol directo y un riego semanal. Para regar un kokedama lo introduciremos en un recipiente con agua y después lo dejaremos escurrir bien en el fregadero o la bañera. Cuando haya perdido el exceso de agua lo devolveremos a su lugar.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (3)

  • Responder

    Nombre de Usuario ha escrito el 28.07.2017 a las 19:19

    Gracias por compartir ¿donde se compra el sustrato y se pueden poner orquideas?

  • Responder

    maria luisa ha escrito el 28.07.2017 a las 19:21

    ¿¿como reproducir el pino?

  • Responder

    Tereza follador ha escrito el 08.04.2018 a las 23:46

    Como fazer bonsais

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share