Guía de Jardinería

5 Enredaderas perennes para cultivo en sombra Artículo Publicado el 27.07.2017 por Javi

Estas enredaderas no son las únicas que puedes cultivar en áreas sombreadas pero sí son posiblemente las más espectaculares. Hay que tener en cuenta que las plantas que se adaptan a crecer con poca luz son muy resistentes y fuertes lo cual las suele convertir en plantas invasoras. Además está el hecho de que van a crecer, en muchas ocasiones, sobre las paredes de la casa. Todo ello nos hará que tengamos siempre una cierta vigilancia sobre ellas para que su crecimiento no desborde nuestras previsiones. La vigilancia y la poda son dos tareas imprescindibles cuando cultivas enredaderas como las que veremos a continuación.

La Parthenocissus tricuspidata es un arbusto trepador que alcanza una altura de unos 8-10 metros. Destaca por sus hojas caducas que adquieren un intenso color rojo en otoño. Crece con facilidad y a buen ritmo en muy distintos tipos de suelo y en diferentes climas. Tolera bien tanto el sol como la sombra aunque una buena exposición al sol asegura una coloración de sus hojas más intensa en otoño. Resiste temperaturas muy bajas, -15ºC, y también altas temperaturas en verano. Aunque puede sembrarse a partir de semillas la forma más común de reproducirla es por esqueje o por acodo.

La hortensia trepadoraHydrangea petiolaris, es un gran arbusto trepador que puede alcanzar una altura de hasta 25 metros. Es originario de Japón y es caducifolio. Sus hojas, en otoño, toman se vuelven de un color ocre claro. Prefiere disposiciones sombreadas o en sombra parcial. Necesita un suelo rico en nutrientes y que no sea demasiado calizo. Se suele podar al final del invierno y se reproduce por esquejes durante el verano.

Parthenocissus quinquefolia o enredadera de Virginia es muy similar a la enredadera que hemos visto en primer lugar ya que pertenece al mismo género. Sus hojas también toman ese llamativo color rojo en otoño. Y comparte con aquella los mismos requisitos para su cultivo. Los indígenas americanos la usaban como medicina para tratar la diarrea y las molestias urinarias. Produce unos pequeños frutos tóxicos por su alto contenido de ácido oxálico aunque es difícil que sean ingeridos por su mal sabor.

La vinca o hierba doncella, Vinca minor, no es en realidad una trepadora sino una pequeña planta de crecimiento rastrero que se usa como tapizante. No se levanta del suelo más de 15-25 cm y no resulta tan invasiva como su pariente la Vinca major. Tolera muy bien la sequía y resulta ideal para cubrir el suelo en sombra debajo de los árboles. También se puede cultivar en taludes o zonas con gran inclinación.

Con la glicinia o glicina, Wisteria sinensis, volvemos a las grandes enredaderas. Es un arbusto trepador que alcanza alturas de hasta 15 metros. Es también muy longevo pues puede alcanzar fácilmente los 100 años de vida. Puede crecer en semisombra, necesitará unas 4 horas de sol al día como mínimo. La glicinia se cultiva sobre todo por su floración y para ello necesita sol. Necesita suelos profundos y no demasiado húmedos. En suelos muy calcáreos puede sufrir deficiencia de hierro. Se puede corregir acidificando el suelo con adiciones de hierro en forma de sulfato o turba rubia. También podemos usar quelato de hierro para compensar la carencia de dicho mineral. Un exceso de nitrógeno en el suelo hará que la planta produzca más hoja en detrimento de la cantidad de flor.


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (2)

  • Responder

    marta_venier@hotmail ha escrito el 14.10.2017 a las 01:44

    necesito de sus artículos. Gracias.

  • Responder

    lidia ha escrito el 29.07.2018 a las 20:37

    donde se puede comprar las matas trepadoras en Miami, fl

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share