Guía de Jardinería

Caminos y senderos en el jardín Artículo Publicado el 22.02.2013 por Javi

Sea cual sea el diseño de su jardín precisará vías de acceso a las zonas de cultivo.Varias soluciones son posibles: temporales o permanentes, vegetales o minerales … En realidad las posibilidades son tan numerosas como jardineros hay. No hay buenas o malas soluciones, cada uno tiene sus ventajas y desventajas. Hay que buscar la que más convenga y que mejor se adapte a su jardín.

Caminos y senderos en el jardín1

Los caminos permanentes construidos con materiales sólidos tienen la gran ventaja de su escaso mantenimiento, barrer y un manguerazo de vez en cuando y los tendremos siempre limpios. Requieren inversión y trabajo pero delimitan perfectamente las distintas partes del jardín y una vez construidos podemos olvidarnos de ellos durante años.

Caminos y senderos en el jardín2

La grava también es un buen recubrimiento para los senderos permanentes, su mantenimiento es bajo también pues como mucho tendremos que pasar el rastrillo de vez en cuando y arrancar alguna mala hierba rebelde que haya conseguido arraigar. Cada varios años habrá que rellenar las calvas que se puedan formar en el sendero por el arrastre de la grava.

Caminos y senderos en el jardín3

Las pasarelas provisionales no roban espacio y permiten habilitar la zona de paso que más nos interese en cada momento. Se suelen usar tableros de madera para elaborar estas pasarelas provisionales que nos facilitan el acceso sin compactar el suelo. En zonas húmedas presentan un buen escondite para caracoles y babosas, por lo cual hay que voltearlas de vez en cuando para desalojar a los desagradables inquilinos. El acolchado con paja, hierba seca u otros, nos permitirá mantener el calzado limpio, facilitará la deambulación pero no evitará la compactación del suelo en las zonas de mayor tránsito. En zonas húmedas también será un buen refugio para babosas y caracoles.

Caminos y senderos en el jardín4

El césped u otras coberturas verdes son otra opción para las zonas de paso, son muy estéticos pero tal vez requieran demasiado mantenimiento. Hay que estar pendiente de que no invadan las zonas de cultivo, tampoco evitan demasiado la compactación y hay que cortar la hierba si crece en exceso. Por contra podemos sembrar variedades como el trébol blanco y el ray-grass y otros que podemos usar como abono verde para los cultivos.

Fotos: gerbeaud.com


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

© 2016 www.guiadejardineria.com