Guía de Jardinería

Aprende a podar tus rosales Artículo Publicado el 19.01.2012 por Jorge

Los rosales son un tipo de planta que se caracteriza por su vigorosidad, tienden a bortar fuertemente lo que causa que con el paso de los años acaben pareciendo una maraña sin forma donde se mezclan ramaas vivas con muertas y que al final nos va a dar una floración muy escasa. El fin del invierno nos permite poner solución a esto si relizamos una poda a nuestros rosales con lo que haremos que nuestro rosal concetre todas sus energías en hacer crecer los brotes nuevos y fuertes.

Época de poda: la poda más fuerte la haremos coincidir con las últimas semanas del invierno, apenas desaparezcan las heladas nocturnas (si vives en un país frío) o a finales de Noviembre – Diciembre si disfrutas de Inviernos cálidos.

Forma de poda: El corte lo haremos de forma oblicua a un par de centímetros de la última yema que queramos conservar. En esta imagen podéis ver la forma correcta.

En la poda más agresiva ( la de finales de Invierno) quitaremos todas las ramas muertas y aquellas que se crucen entre sí. En el resto de podas de mantenimiento eliminaremos sólo las flores marchitas, así como los brotes que crezcan desde el injerto.

Así debería quedar el rosal tras la poda:

De esta forma disfrutaremos de la flor más bonita que podemos encontrar en nuestro jardín.

Imagenes: plantas.facilisimo.com ; perso.wanadoo.es/belbon1


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (2)

  • Pingback: Bitacoras.com 19 de 01 de 2012 [..] [..]

  • Cora AMORIN ha escrito el 23.03.2015 a las 03:48

    Leo el artículo, y quiero compartir que hago la poda de rosales en el menguante de mayo - mediados de otoño- ¿por qué razón? por costumbre, probaré hacerla a fines de invierno y veré si hay diferencia.

© 2016 www.guiadejardineria.com