Guía de Jardinería

7 pasos para tener un lindo jardín de bajo mantenimiento Artículo Publicado el 10.05.2014 por Javi

Las características típicas de esta época en la que vivimos nos impide dedicar todo el tiempo que quisiéramos a nuestro jardín, a su cuidado y mantenimiento. Si eres una de esas personas inmersas en la vorágine actual y no puedes dedicarle a tu jardín todo el tiempo que quisieras debes adaptar tu jardín al tiempo que realmente dispones. Una forma de hacerlo es crear un jardín de bajo mantenimiento y así podrás seguir disfrutando de tu afición favorita sin sentirte agobiado por la falta de tiempo y las tareas acumuladas en tu pequeño y particular vergel.

Jardín de bajo mantenimiento

Los pasos que debes seguir para transformar tu jardín actual en un jardín de bajo mantenimiento se pueden resumir en siete:

  1. Proyecto. Antes que nada debes planear bien el lugar y el tamaño del jardín a crear o modificar. Haz un plano de tu jardín y dibuja en él lo que pretendes hacer. Te ayudará a visualizar tus ideas y ver lo que puedes hacer y lo que no.
  2. Estudio. Trata de conocer, antes de ir a comprar tus plantas y semillas, las condiciones de sol, humedad y calidad del suelo a cultivar.
  3. Plantas. En base al estudio previo del medio en el que van a vivir las plantas debes escoger las más adecuadas para esas condiciones. Las plantas autóctonas de tu zona geográfica resultarán siempre las más fáciles de cultivar y las que requerirán menor mantenimiento.
  4. Perennes. Aunque el debate entre los partidarios de las plantas perennes y los de las anuales es todo un clásico de la jardinería olvídate de él y decántate por lo más sencillo y que requiere menor trabajo. En principio deberás decantarte por las perennes pues te evitan el cultivo anual pero ello no es impedimento para que puedas combinar ambos tipos de plantas.
  5. Malla antihierbas. Todos sabemos que una de las tareas que consume más tiempo es quitar las malas hierbas que crecen entre los cultivos. Preparar tu siembra con un trabajo previo de la tierra que incluya la colocación de una malla antihierbas te ahorrará tiempo posteriormente.
  6. Riego periódico y constante. Un riego correcto, sobre todo al comienzo de la temporada, te evitará trabajos posteriores. Cuanto mejor sea el aporte hídrico al comienzo del crecimiento de la planta más saludable crecerá y menos cuidados precisará en la etapa adulta.
  7. Disfruta. El jardín es para disfrutarlo, divertirte y gozar con él. Una cosa es pretender que su cuidado no te robe mucho tiempo pero otra cosa es no dedicarle nada de tiempo. Eso es imposible, si quieres tener un jardín debes disfrutar con él.

Foto: thegardenglove.com


Artículos Relacionados

Escribir Comentario Comentarios (1)

© 2016 www.guiadejardineria.com

Share